Matt Furie detiene la venta de un libro infantil por violación de propiedad intelectual y por difundir mensajes de odio

The adventures of Pepe and pepe

Portada del libro de Eric T. Hauser ilustrado por Nina Khalova

Matt Furie advirtió al autor de un libro para niños que iniciaría acciones legales por violación de propiedad intelectual. Además, según los abogados de Furie, en el libro se utiliza el personaje de la rana Pepe para lanzar mensajes  “racistas, islamófobos y llenos de odio”.

Bajo la amenaza de litigio, Hauser admitió la infracción y aceptó un acuerdo por el que detendría la distribución de su libro en todos sus formatos. Además deberá donar todas ganancias obtenidas por su venta.

Eric Hauser, un profesor que trabaja para la Rodriguez Middle School en Denton,  Texas, autoeditó un libro titulado “Las aventuras de Pepe y Pede” sobre una rana y un ciempiés y lo puso a la venta en Amazon. (Captura).

 

 

La editorial Post Hill Press, que según su propia declaración de intenciones  dice publicar libros de temáticas cristianas y conservadoras se interesó por el libro de Hauser y compró los derechos.

 Hauser dijo que escribió la historia para llenar un vacío en la literatura infantil “conservadora” y que es conservador, pero niega pertenecer o simpatizar con la “alt-right”.

Tras la reclamación de Furie, Eric Hauser renunció de su cargo como asistente del director.

Los abogados de Matt Furie llegaron a un acuerdo con Hauser por el que no sólo han paralizado la venta y distribución del libro, además han obligado a Hauser a donar todos los beneficios de la venta del libro a la ONG Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR), la mayor organización por los derechos civiles de los musulmanes de Estados Unidos.

La cantidad asciende a 1,521.54 dólares.

Muchos parecidos razonables

Hauser declaró al Dallas Morning News que desconocía que se asociaba la rana Pepe a consignas del movimiento supremacista blanco hasta que se publicó el libro y que creía que se trataba de un meme conservador.  También dijo que escribió el libro “como un intento de romper las barreras de la corrección política.” 

La rana del libro de Hauser tenía un más que evidente parecido a la Rana Pepe de Matt Furie, de hecho, Houser admitió desde el principio que había violado los derechos de autor de Furie.

No fueron pocos los que vieron ese parecido con la rana Pepe, incluso señalaron que el cienpiés era otro símbolo como guiño a la “alt-right”

“Centipodes”, así es que como se autodenominan algunos partidarios de Trump y tiene su origen en una serie de vídeos de YouTube llamada “Can not Stump the Trump“, en alguno de ellos se usan imágenes de Trump en un debate al que se añade el audio de un documental de naturaleza sobre un ciempiés que mata a una tarántula.

Desmontando a Hauser

Matthew Gault, en un interesante y completo artículo en Motherboard, para el que contactó con la ilustradora, recibe los documentos que muestran que algunos de los diseños de los personajes están basados en estereotipos religiosos.

Según unos documentos entregados a Motherboard por la ilustradora ucraniana Nina Khalova, a la que encargó las imágenes, Houser pidió expresamente a la artista que copiara el dibujo de Furie y le adjuntó imágenes de un tutorial en una web sobre “cómo dibujar la rana Pepe“, además insistió en que el personaje debía llevar una camiseta azul.

Cómo dibujar la rana Pepe. Dragoart.com

 

Incluso los nombres y el aspecto de los animales sugieren referencias a estereotipos musulmanes, así, el cocodrilo es bautizado como “Alkah“.

Hauser escribió en el documento con las intrucciones enviadas a  Khalova:

“En cuanto al cocodrilo, ¿puede llevar una túnica blanca y quiero que tenga barba para ser más completo”     (Ver otros bocetos del cocodrilo)

Imagen: Matthew Gault en Motherboard

En las instrucciones a Khalova, Eric Hauser escribe:

“En cuanto a sus subordinados, me gustaría que fueran de barro, de lodo casi negro, y me gustaría que tuvieran agujeros para los ojos para parecerse a estos chicos:”

Y adjuntó esta imagen de referencia:

Imagen: Matthew Gault en Motherboard

 

Sin embargo, Hauser niega que su libro contenga mensajes racistas o islamófobos. Y asegura que los personajes están basados en las pesadillas de su hija.

 “El cocodrilo se basó en una pesadilla recurrente de mi hija. Ella solía describir este cocodrilo con una barba y vestido con una túnica como la de mago”

 

La ilustradora dijo a Matthew Gault, de Motherboard:

“Soy de Ucrania y no sé nada sobre los símbolos, las personas y las tendencias políticas en Estados Unidos”. “En realidad, no me gusta Donald Trump como presidente, pero es una elección del pueblo estadounidense”.

 

Eric Hauser siguió defendiendo que sus intenciones no tenían relación con los guiños que muchos entendieron en su libro. (Fuente)

“No me preocupa usar esos personajes porque no hay nada malo en ellos, no son malos” . “No estoy de acuerdo con la etiqueta de “alt-right o white supremacist”.

Creo que esas etiqueta se la pusieron a Pepe en un intento de silenciar a los conservadores, cuando la rana Pepe no es eso “.

La editorial

Anthony Ziccardi, editor de Post Hill Press, dijo a la agencia AP que la editorial compró el libro después de notar que estaba tendiendo repercusión en internet, pero se negó a revelar la cantidad que pagó a Houser por los derechos.

“No veo ninguna razón por la cual, si eres seguidor de Trump,  no se puede escribir un libro para niños que comparte el mensaje de mandato de la ley y el orden del presidente Trump. Creemos que hubo un movimiento en internet para convertir estos personajes en algo que no son.”

 

Ziccardi  añadió también que estaba sorprendido por las consecuencias que había provocado en el distrito escolar. (Fuente)

Post Hill Press describió en su momento el libro de Hauser como un cuento en el que los niños “encontrarán una emocionante batalla del bien contra el mal y los adultos encontrarán paralelismos inteligentes en el conflicto entre la verdad y la ignorancia a la que se enfrentan a los líderes de los Estados Unidos.”

Reasignado

El distrito escolar de Denton dijo en un comunicado que la publicidad generada por el libro de Hauser se había convertido en una “distracción”. El distrito añadió que Houser había sido reasignado de su cargo como asistente del director a otro puesto indeterminado.

No se trata de dinero

Para Furie, esto no es un asunto de dinero y así lo expresó en un comunicado de prensa del bufete de abogados WilmerHale.

“Furie quiere  que una cosa quede clara: la rana Pepe no pertenece a la alt-right.

Furie hará valer su propiedad intelectual, mediante acciones legales si es necesario, para poner fin a la apropiación indebida de la rana Pepe ante cualquiera que la use para hacer apología del racismo, la supremacía blanca, la islamofobia, el antisemitismo, el nazismo, o cualquier otra forma de odio.

Se asegurará de que nadie obtenga ganancias mediante el uso de Pepe para la propaganda de la “alt-right” y en particular la dirigida a los niños “.

Recordando

27 de septiembre de 2016.  Pepe fue oficialmente considerado un símbolo de odio por la Liga Anti-Difamación.

Octubre de 2017.  Su creador inició una campaña llamada #savepepe  denunciando que supremacistas blancos, movimientos racistas y otras personas vinculadas a la “altright” se habían apropiado de Pepe.

6 de mayo de 2017Matt Furie escenificó la “muerte” de la rana Pepe aprovechando el Free Comic Book Day  

Julio de 2017.  Matt Furie la “resucitó“.

Furie ya lo anunció entonces,  intentaría perseguir de alguna forma los usos no autorizados de la rana, que ha terminado siendo estampada en todo tipo de productos.

 

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cada día?