Avenida de las apuestas

Viñeta del 23/09/2018 en CTXT

No hace tanto que las calles de ciudades y pueblos se petaron de sucursales de bancos, que ahora van cerrando, después aparecieron aquellos cajeros de videoclub y se fueron  extinguiendo mientras que las inmobiliarias brotaban a puñaos. Después llegó la invasión de las tiendas de yogur helado, los negocios de fumarros electrónicos y ahora las casas de apuestas se reproducen a la velocidad de la peor de las pandemias.

 En este mapa, encontrado en la web de una de las empresas más populares de apuestas, sólo se muestran los locales de una las cuatro o cinco con más presencia en la calle. Así que el mapa quedaría con muchos más puntos si se añadieran los del resto. Hay muchos más.

Pronto se podrá recorrer España saltando de ludópata e ludópata.

Estas empresas se están gastando ahora más pasta que nunca para dar una imagen de cosa chula, para transmitir que jugar mola. Incluso han recurrido a personajes famosos del deporte y de otros gremios para enganchar a más jugones intentando hacerles creer que controlan el resultado de sus apuestas y que como son jugadores muy listos no tienen tanto que perder.



El resultado es que han creado una nueva generación de apostantes, cada vez más jóvenes y más adictos, que hasta se endeudan con varios créditos rápidos entrando de cabeza en el bucle de la ruina crónica.

Relacionado: Apuestas deportivas: enganchados a un juego al que es imposible ganar

El caramelo de los impuestos

El anterior Gobierno lo tenía claro, la ludopatía era una patología rentable, y premió a las empresas que insuflaban grandes cantidades de billetes a las arcas públicas con una bajadita de impuestos.

Su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 contemplaba una reducción del tipo aplicable a los ingresos netos del juego online. Las empresas dedicadas a los juegos de azar y las apuestas por internet pasaban de pagar un Impuesto sobre Actividades del Juego del 25% al 20% en todo el territorio, excepto en Ceuta y Melilla, donde la bonificación era todavía mayor, allí el impuesto bajaba hasta el 10% de los ingresos netos. (Fuente)

Ahora, Podemos anda negociando con el Gobierno subir los impuestos a las apuestas deportivas y el juego online y propone la subida del Impuesto sobre Actividades del Juego, con exenciones para la Lotería, la quiniela y el cupón de la ONCE porque esos son pequeños vicios asentados y tradicionales.Unidos Podemos también plantea  que la publicidad del juego se trate igual que la del alcohol y el tabaco y se prohíba.

Sea como sea, la publicidad de casinos y apuestas de todo tipo siempre ha dado mucho la vara en internet, aunque no siempre querían gastarse los cuartos. A poco de abrir este blog empecé a recibir muchas ofertas para poner enlaces camuflados a casinos y gaitas de apuestas en los artículos, que siempre he rechazado. Suelen pagar bastante bien, me han llegado a ofrecer hasta 200 dólares por un simple enlace en un artículo, incluso más por añadirlos a un apestoso seudoartículo de spam que enviaban masticado.

La única propuesta que acepté fue esta porque me pareció muy golosa y no podía dejarla pasar. Eso sí, aquella vez fue completamente gratis 😛