Dos sentencias

 

Reseño dos sentencias que me parecen interesantes por diferentes motivos. Si bien ambas están relacionadas con la actividad humorística, la primera es relativa al ejercicio de la parodia, un asunto no siempre bien entendido e interpretado, legalmente hablando, y la segunda sobre la demanda laboral de un dibujante de viñetas contra los medios para los que trabajó durante más de 20 años.

Antoni Climent contra Gerard Jofra

En junio de 2009, Gerard Jofra, el hijo mayor del humorista Eugenio fallecido en 2001, presentó a un «clon» de su padre. En principio no dieron a conocer su nombre, lo describían como alguien que de joven había tocado en un grupo y que también era actor, aunque «había hecho poca cosa». Este clon actuaría caracterizado como Eugenio bajo el nombre de «Reugenio».

Ambos acordaron crear a «Reugenio» y firmaron un contrato que establecía que el entonces desconocido se encargaría de la parte artística y Jofra se haría cargo de la representación.

«Intentaremos mantener su anonimato. A él no le interesa darse a conocer sino recuperar la esencia de Eugenio, esa manera simple y directa que tenía de subir al escenario y explicar chistes»

El actor era Antoni Climent y su relación con Jofra se estropearía con el tiempo.

Ese contrato se resolvió de mutuo acuerdo en diciembre de 2014 y Climent continuó con su espectáculo en el que, en ocasiones, usa el nombre de “Meugenio” y en el que sigue imitando a Eugenio.

Jofra buscó y promocionó a un nuevo actor para el personaje y Climent reclamó entonces al hijo de Eugenio una indemnización de 60.000 euros por incumplimiento de contrato.

Por su parte, el hijo de Eugenio acusaba a Climent de estar haciendo un uso no autorizado del personaje vulnerando los derechos de propiedad intelectual e industrial del personaje de Eugenio por sus actuaciones como «Toni el Indio«.

Finalmente, el litigo se ha resuelto y el juez no acepta la indemnización por incumplimiento de contrato  porque no se puede incumplir un contrato que se extinguió.

En la sentencia también se señala que Jofra se ha comportado de forma desleal y denigrante con Climent intentando menoscabar su reputación profesional enviando escritos a varios empresarios y organizadores de eventos en los que lanzaba acusaciones de uso no autorizado de sus derechos y le condena a dejar de hacerlo.

Lo interesante de la sentencia, que no es firme, es que el juez sí cree que la actuación de Climent es una parodia y que, pese a la «enorme similitud» con Eugenio, tiene la intención humorística de recrear al personaje, y que la imitación de Climent no causa daño a la obra original ni a su autor sino que le rinde homenaje y que por ello no perjudica los intereses de los derechos de autor de la obra, en manos de su hijo.

El caso, con sus diferencias, recuerda bastante al de mediados de los 90 de Chiquito de la Calzada contra el programa «Esta noche cruzamos el Mississippi» por las imitaciones de Florentino Fernández en el que el juez acabó dictando el sobreseimiento de la causa alegando que los personajes «Lucas Grijander» y «Crispín Klander» eran parodias de Chiquito.

 



Dibujante pierde demanda por despido

Este caso es interesante porque es muy común entre los dibujantes de viñetas de los medios y también entre periodistas y trabajadores de otros gremios. Es decir, autónomo que factura servicios pactados, con o sin periodicidad fija, no siempre quedando muy definida la relación y el trabajador termina reclamando su condición de empleado entendiendo que se le usa como falso autónomo.

Resumiendo, lo que se desprende de esta sentencia a una demanda por despido de un dibujante es que no existió relación laboral tras 22 años de relación.

El dibujante demandó a los diarios El Comercio y La Voz de Avilés donde publicaba dos tiras diarias desde 1996.

Para hacer estas viñetas se basaba en los guiones que escribía otra persona, que además fue la que se encargó de seleccionarlo como ilustrador de las piezas, en este proceso de selección del dibujante no intervinieron los diarios. El guionista era el encargado de decidir los temas sobre los que tratarían las viñetas sin recibir indicación alguna de los periódicos demandados y tenían que enviar la viñeta a los periódicos antes del cierre de la edición.

>Los precios  de las viñetas también los negociaba el guionista con la dirección de los periódicos y luego pactaba con el dibujante el porcentaje que este recibía, este porcentaje era abonado por los periódicos al dibujante, que figuraba como autónomo y no acudía a los centros de trabajo de los periódicos demandados, ni utilizaba materiales de los mismos para realizar las ilustraciones. Es decir, que era teletrabajo puro.

El guionista se jubiló el 31 de marzo de 2018 y desde ese día dejaron de publicarse las viñetas. El dibujante demandó entonces a los periódicos por despido y el 11 de mayo de 2018 se celebró el acto de conciliación en el que no hubo acuerdo.

En la demanda, el dibujante sostenía que había venido prestando servicios para las empresas demandadas desde el año 1996 mediante una relación de clara naturaleza laboral encubierta bajo la apariencia de un falso trabajador autónomo, ya que se encargaba de las tiras diarias para cada uno de los periódicos y que:

 

«Desempeñaba funciones no sólo plenamente incardinables en la categoría de diseñador gráfico que prevé tanto el convenio colectivo estatal como el de empresa, sino además claramente sometido a los requisitos de ajeneidad y dependencia previa recepción de los guiones por parte del guionista, persona encargada para ello por ambos periódicos, así como retribución mediante facturasmensualmente emitidas por importes que además fueron actualizados durante toda su relación».

 

La sentencia, con número de resolución 633/2019 del 26/03/2019 del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social de Oviedo, rechaza todos los argumentos del dibujante para demostrar que existía relación laboral.

Aún desconociendo más detalles y posibles conversaciones previas entre las partes, posibles acuerdos orales y desacuerdos, si existieron, llama la atención que se produzca una demanda tras más de dos décadas de relación en la que, se supone, ambas partes aceptaron los términos de esa relación.

También echo en falta conocer qué tipo de relación profesional tenía el guionista con los medios demandados por el dibujante ya que la sentencia no hace alusión a esta cuestión.

 

 Relacionado: 126 casos en todo el mundo

 

Federación judía anunció una demanda contra un dibujante brasileño

Viñeta de Aroeira publicada en el diario «O Día» de Río (Brasil)

A finales de enero, la federación judía de Río anunció una demanda contra el dibujante Renato Aroeira. Desde que se anunciara no se han vuelto a leer noticias de este proceso, ni de si llegó a iniciarse.

El motivo del anuncio de la acción legal es una viñeta, que consideran antisemita y que fue publicada por el periódico O Dia, uno de los diarios de mayor tirada de Río de Janeiro.

La imagen, titulada «el abrazo», alude a un encuentro entre Benjamin Netanyahu y el entonces recién estrenado presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y presenta a ambos mandatarios formando una esvástica con los brazos.

En este tipo de casos, es cada vez más frecuente que se anuncien demandas para ocupar titulares aunque finalmente no se presenten o ni sean admitidas a trámite y de las cuales no se vuelve a saber nada.

Relacionado, 124 casos por todo el mundo.

humor-apuros
 

Juzgado ordena retirar una viñeta de una web

Imagen origen de la demanda.

El Juzgado nº 1 de Arrecife dictó el pasado 25 de noviembre un auto que ordena retirar este fotomontaje de la web elagitador.com

Se trata de una medida cautelar tras la querella interpuesta contra esta página  satírica por el ex fiscal coordinador de Lanzarote, Miguel Pallarés, que denuncia injurias y calumnias.

Los autores de la página han recurrido y allí sigue publicada la viñeta que fue colgada el 18 de enero de 2008.

(Actualización 30 de abril 2013). La viñeta fue retirada en julio 2012   —-Texto que acompañaba a la viñeta. Grabado en octubre de 2011 por Archive  —-  Captura

Como no conozco la actualidad política y social de Lanzarote ni los detalles sobre «la Bufona» que originaron esta parodia  en concreto  no puedo valorar la intención del chiste, aunque se intuye.

Un fotomontaje, bastante tosco,  del cartel de  una peli de los hermanos Marx presenta al demandante, con el apellido transformado de Pallarés a  «Callaré» que parece ser el origen del cabreo y posterior querella.

Todo el lío con más detalles, aquí. Y también aquí.

Lo que sí tengo muy claro es que el humor cuanto más cercano, más local y personalista sea, más peligrosas y molestas suelen resultar las reacciones. Recuerdo los años, muchos, que estuve viñeteando en lo local y admito que finalmente no veía el momento de dejarlo.

No era extraño cruzarse de vez en cuando con algún aludido descontendo que te dejaba caer alguna amenaza velada, aunque por suerte nunca llegaron las palabras al juzgado.

Me he puesto en contacto con los editores de elagitador.com por email para trasladarles algunas preguntas y tratar de conocer cómo está el asunto y sus impresiones sobre la demanda, y aquí están sus respuestas:

Nota: Las respuestas se reproducen tal cual se recibieron:

¿Cuántas personas hacen ElAgitador?, ¿quiénes sois?, ¿cómo es la revista? ¿cómo de distribuye?

El Agitador lo componen un grupo indeterminado de personas, animales y cosas en un número comprendido entre 5 y 25, según la época del año y la inspiración de los colaboradores.

En primavera se nota mucho que la gente está contenta y trabajan mejor. Entre las personas que dirigimos la web se encuentra un ebanista, un policía municipal, un amo de casa, un científico de renombre (Paco Paco) y una mujer de dudosa reputación.

La revista, como es fácil comprobar, es ante todo cutre. Pero está hecho a posta, porque que se metan contigo y encima con tan poca calidad artística jode mucho más que si está bien hecho. Es como decir «me meto contigo pero sin currármelo», es lo peor. Y se distribuye exclusivamente a través de la página web, ya que sacarla en papel como hicimos al principio costaba una pasta y los escasos patrocinadores que teníamos hasta cambiaron de número de teléfono para esquivarnos.

¿Cuál fue vuestra reacción inicial al recibir la noticia de la petición de retirada de la imagen?

Incredulidad, extrañeza, agradecimiento (no veíamos la hora de quitarla). La verdad es que nos pareció raro que, casi tres años después de colgar la viñeta y cuando ya nadie se acordaba de ella, nos hicieran el favor de volver a recordarla, pero así es la Justicia.

Se lee que habeis recurrido el auto y no habéis retirado la viñeta ¿ en qué se basa vuestro  recurso?

No hemos retirado la viñeta porque aún no nos han comunicado nada directamente a nosotros, y el recurso se basa en que una medida cautelar de este tipo se adopta al comienzo de una causa procesal (¿de ahí lo de cautelar?) para proteger al demandante, pero a estas alturas poco hay que proteger ya.

He leído por ahí comentarios que os descalifican por la forma y tono en que mostrais las sátiras…

¿Habéis recibido alguna otra denuncia anteriormente?

Ninguna. Algunas personas nos descalifican, pero en un 99,9% de los casos se trata de personajes aludidos en alguna viñeta, o bien algún familiar. Como bien dices, trabajar la sátira en lo local es complicado, porque a pocos se les ocurriria pensar en la sensibilidad de los hijos de Aznar o Zapatero si salen en pelotas en El Jueves, pero cuando el exhibicionista es un concejal de un pueblo o un empresario local, la cosa cambia.

En Lanzarote se conoce todo el mundo, y durante muchos años, como en todos los sitios pequeños, era complicado abrir la boca.

En la viñeta censurada tenemos tres buenos ejemplos. El abogado-Groucho, hasta hace unos años, era un prestigioso abogado administrativista. Hoy, gracias a algunos que se atrevieron a señalarlo, es un choricillo imputado en tres causas diferentes por corrupción.

La mujer es la ex alcaldesa de Arrecife, de la que se podría decir poco más o menos lo mismo que del abogado, pero en lo político, pues también está imputada en distintas causas. Y el tercer elemento, el ex Fiscal coordinador de Lanzarote, era otro de esos personajes de los que nadie se atrevía a decir nada.

Desde aquí animamos a todos los pueblos de España con una población superior a 1.000 habitantes (menos ya es arriesgarse mucho) a que tengan una página de humor satírico cutre.

Actualización 27/10/2011 : La juez estima el recurso de la web El Agitador 

 Actualización 30/04/2013:  Condenan a ‘El Agitador’ por calumnias al fiscal Pallarés

 Actualización 03/05/2013: :La sátira puede salir muy cara, caso «El Agitador»

naricesActualización 31 /07/2015 El Tribunal Supremo admite a trámite el recurso de casación presentado por El Agitador por la viñeta “Demolition man”

naricesActualización 09/10/2016El Supremo ratifica la sentencia que condena a El Agitador a pagar 3.000 euros por un fotomontaje

Relacionado: 76 casos en otros países

humor-apuros

Risa o muerte II

Por mucho que se junten estos tres jamás podrán hacernos reir tanto como la fusión de estos otros tres.

Pero es que  ya se sabe, cada cual tiene el sentido del humor ubicado a capricho en un orificio diferente.

Pero si el humor no te toca nada, ni la moral, ni la conciencia, el sobaco o los cojones, ni es humor ni es nada.

Algunos de los ejemplos de mal rollo ante trabajos relacionados con el humor, más o menos gráfico,  de los últimos meses dejan claro que las críticas  a lo humorístico siguen siendo muy de reojo.

Cuando «nos toca» o creemos que «atacan» nuestras ideas, manías o encoñamientos, y es cuando se tira de demostraciones públicas de indignación, y en el peor de los casos , el que puede, en persecución tijera en mano.

Todos estos ejemplos, conocidos por casi todos los que leen cuadrulos de humor, merecen algo más de texto, pero como en los fururkus hay que ir al grano y explotarlo rápido los soltaré  lo más breve que sea capaz.

El Oso de Mahoma

South Park añadía en uno de sus capítulos a Mahoma como parte de un grupo de superhéroes, aparecía en los capítulos 10×04 y  10×05 titulados  «Cartoon wars».

Desde la web Revolutionmuslim  se amenazó a los creadores de South Park por  la emisión de esos episodios donde aparece el Profeta Mahoma disfrazado de oso. Al poco, esta web desde donde se amenaza con una»violenta retribución» a Trey Parker y Matt Ston apareció hackeada.

Como todo hijo de vecino aficionado a South Park vi esos capítulos varias veces, sigo sin entender cómo puede liarse tanto follón por unos dibujos de humor, que si bien no son Pocahontas, sólo se pueden «justificar» acciones violentas derivadas de estos capítulos entendiendo la religión como  fanatismo radical chungo al cubo turbo.

El Pulitzer y Apple

Los de la Apple, que parece que tienen la gracia en el mismisimo ojete de su manzana, rechazaron una aplicación que mostraba los trabajos de humor del dibujante Mark Fiore, ganador del Pulitzer de humor gráfico 2010 por su trabajo animado en la web del ‘San Francisco Chronicle’.

Tras recibir una  cascada de broncas  tuvieron que admitir el error y pedirle al humorista que volviera a subir su aplicación a la Papa Store. Dudo mucho que hubiera sucedido lo mismo ,y tan rápido, de haber sido de un artista sin los laureles de Mark.

Burkas, etarras y gendarmes

También hay periodistas que entienden que el humor gráfico sólo tiene un objetivo, la gracia para la risa tonta.  Pero no gracias sarcásticas, ni cínicas, nada de sonrisas de hiena, todo lo que se salga del humor blanco y neutro para la carcajada floja o  histérica enseguida los descoloca.

Liberatión publicó esta viñeta y esta vez fue David Picazo el que se descolocó por lo que consideraba «humor sin demasiada gracia».

Son los periodistas y los opinantes de plantilla de los medios los primeros que corren a soltar toneladas de tinta y no pocas chorradas sensacionalistas tras cada suceso trágico, por eso me resulta curioso que sea un periodista el que diga que:

«En el periódico se escudan en la libertad de expresión, que incumbe también – y por supuesto – al mundo de las caricaturas, donde se suele recurrir a asuntos trágicos para llevarlos al límite. Añaden, eso sí, que la fecha de su publicación ha sido elegida de manera fortuita… Yo diría también que totalmente desacertada…»

No hay momento ni fecha «mala» para una viñeta. No reconozco a nadie con autoridad suficiente para marcar los tiempos en el trabajo de un humorista, si bien  en algunas ocasiones se puede ver «arrollado» por la actualidad,  suelen ser esos temas «del día» lo que su medio y lectores  demandan.

Quizá más de uno podría empezar leyendo  de vez en cuando «Charlie Hebdo» o « Le Canard Enchaîné» o a dibujantes franceses sueltos para ir encajando y entendiendo el humor, pero sobretodo, en este caso, el humor francés.

Portadista sin Fortune

La revista Fortune rechazó esta portada del dibujante Chris Ware. Aquí hay pocas justificaciones para el  adorno y ninguna perdiz para marear. Puede que la historia sea otra, pero la portada  de Chris tocaba muy mucho las miserias de determinadas  empresas gordas y esto no es  filosofía ,línea editorial , buen negocio para la revista y como el que paga manda, se rechaza y se pone otra. Circulen.

Lo único bueno de esta anécdota es que existe internet para poder verla y hacernos un plano de situación, en el pasado hubiera quedado en el fondo del cajón de los repudios.

Ramoncín y los 40 abogados

Pero no todo sucede por ahí afuera.

Ramoncín y sus cuarenta abogados, en su cruzada contra el humor, se llevaron por delante a unos cuantos. Con otros no pudieron.

A Juanjo,  el dibujante que firma como Runtime-Error también le llegó a finales de marzo ese email amenaza-plantilla de Ramón para que borrara algunos comentarios y modificara algunas de sus viñetas.Y así lo hizo.

Pero esto es internet amigo. Y las copias de las viñetas, censuradas o no, se reproducen como conejos y  en caché eterno se convierten.

Ramoncín , que tonto no es, en su intento desesperado e inútil  de lavado de imagen mezcló supuestos  insultos, injurias y amenazas con el contenido de las viñetas de Runtime y consiguió que el autor las modificara. Cada cual lleva sus asuntos como estima conveniente y le resulte menos perjudicial para sus intereses profesionales y su bolsillo, pero creo que le podría haber jugado un par de manos más antes de tocar una viñeta por amenazas legales.

En el caso de la petición de borrado de comentarios  en Menéame, Ricardo Gallir cuenta que hasta la fecha quedó en una simple comunicación:  «Sus abogados se pusieron en contacto con los nuestros, les pedimos que nos dijeran qué comentario y por qué pedían borrarlo. No hubo más noticias.»

El polidemandante ahora anda de pose buenrollista (arropada por algunos medios) , es posible que alguien le haya aconsejado un giro a su estrategia de persecuciones. O puede que esté preparando cualquier otra accción destinada al ruido por el ruido.

El Fin

Para ponerle fin a esto nada mejor que hacerlo con Delfín hasta el fin, porque hasta el 14 de mayo puedes conseguir una camisetaca exclusiva. Para conseguirla pincha fuertemente aquí y déjate informar.

————————————-

Ver anterior Risa o muerte I