La guerra hispano-estadounidense en viñetas

Viñetas españolas (La Correspondencia, Blanco y Negro, D.Quixote, Cuba Española) y americanas (The World NY, Herald) enfrentadas en una “infografía” de la época. Fuente:The San Francisco Call, 15 de mayo de 1898, Pag 18 

 

La guerra hispano-estadounidense (25 de abril al 12 de agosto de 1898), también llamada “Desastre del 98” o “Guerra de Cuba” no sólo supuso el ocaso del imperio español y la pérdida de sus últimas colonias de ultramar para un nuevo reparto de los territorios, también abrió otra contienda que se libró en las páginas de la prensa amarillista.

La de 1898 fue la primera guerra, si no provocada, cuando menos acelerada, por el sensacionalismo de los medios de comunicación. Incluso se fija este año como el del nacimiento de la prensa amarilla en Estados Unidos, salpicando a la española.

Los medios estadounidenses representaban a su país con el tradicional poderoso y justo “Tio Sam”, mientras que mostraban a los españoles como bárbaros, asesinos, ignorantes, mentirosos, falsos simpáticos, hipócritas y vestidos entre torero y bandolero. Llegaron a inventar masacres, vejaciones y torturas entregándose a la propaganda sin medias tintas.

Los españoles también elevaron el tono de lo que ya se empezaba a denominar “antiamericanismo” para dibujar a los “yanquis” como cerdos invasores, saqueadores y asesinos mientras que la imagen más usada para simbolizar al español era la de un fiero león.

Dependiendo de la lectura que se haga de los distintos relatos interesados del conflicto, se pueden encontrar versiones que destacan los ataques de uno u otro banco inclinando la balanza de las culpas.

Existe mucha más documentación sobre viñetas estadounidenses que sobre españolas, que se prodigaron más en revistas que en diarios, supongo que en parte por la coincidencia del inicio de la crisis de la prensa española que se llevó por delante algunas cabeceras y también la credibilidad de la que gozaban otras por aquella época.

Viñetas de guerra

Este es un repaso por unas cuantas viñetas, que no todas, que se cruzaron ambos bandos en periódicos y revistas, antes, durante y después de la guerra de hispano-estadounidense. Se ordenan por fecha, todas son de 1898.

Revista La Campana de Gràcia número 1498 del 29 enero.

Leyenda “Con la máscara de la amistad ya tiene una pata dentro”

11 de febrero, viñeta de Sullivan en The Times (Washington D.C.) sobre la dimisión del embajador español Enrique Dupuy de Lome por sus comentarios sobre la relación con EEUU en lo relativo a la isla de Cuba y sobre McKinley, dudando sobre su capacidad  para ejercer como presidente y calificándolo de débil, populachero y politicastro.

Cuatro días después explotaría el acorazado Maine.

Viñeta sin firma del 11 de marzo publicada en Hot Springs Weekly Star. El eterno Tío Sam increpa al español: ¿Esto es traición/falsedad? A sus pies un marinero muerto.

Al fondo las tumbas de los muertos en el hundimiento del Maine. Sobre la bandera de EEUU la leyenda “héroes del Maine”.

El Español hace un gesto de reverencia, sobre él hay un cartelito en el que se lee “simpatía hipócrita”.

Viñeta publicada en The Salt Lake Herald del 27 de marzo. Brokers intentan detener al “Tío Sam” para evitar el enfrentamiento con España, al fondo el acorazado americano “Maine” hundido, uno de los desencadenantes de la guerra y origen de la frase y grito de guerra: «Remember the Maine, to Hell with Spain! – “¡Recordad el Maine, al infierno con España!

También el 27 de marzo en The Anaconda Standard (Montana), dedican un buen espacio  a la crueldad de los españoles y aseguran que la llevan en la mezcla de sus distintas sangres. “No tienen piedad porque son despiadados”, sentecian sin más argumento. En tres ilustraciones muestran a españoles asando a un hombre hasta la muerte y torturando y matando a otros de distintas formas.

Viñeta del Chicago Cronicle publicada en The Herald el 1 de abril

La guerra parece inminente, en la imagen un “Tío Sam”, decidido a pelear con el español, intenta apartar al presidente McKinley representado como una niñera que le advierte que vaya con cuidado de no despertar al niño rey (Alfonso). En su cuna aparecen palabras relacionadas con la situación económica de España

 El 10 de abril  The Saint Paul Globe escribe en su portada: “Los semi-bárbaros de la península ibérica han colgado la bandera blanca por un período de cinco días”

Viñeta de The New York World publicada el 21 de abril  en la portada de The Topeka State Journal. El Tío Sam invitando a España a abandonar el hemisferio occidental:

“Su elección, señor, pacificamente o por la fuerza”.

Página de The San Francisco Call del 24 de abril, un día antes del inicio de la guerra, bajo el título “Lo que España ha perdido, países que se le han escapado/deslizado a la corona desde 1640

30 de abril 2898. Viñeta de Ramón Cilla en la revista Madrid Cómico.La expresión “no sea mackinleiro” se refiere al presidente americano McKinley. El tono de las viñetas en España denota cierta distancia, casi despreocupación. De hecho, en algunos documentos se señala que para muchos pasó casi desapercibida en cuanto a que los efectos de la misma recayeron más en los que tenían intereses comerciales en las colonias que en el pueblo llano.

Muchos hasta respiraron aliviados sabiendo que ya no serían enviados a servir a aquellos lugares.

The Evening Star, 12 de mayo, ver página.

Desde las páginas de los diarios ya advertían a los dibujantes españoles,  a modo de amenaza y predicción, que tendrián que cambiar su forma de dibujar el “cerdo americano”. En lugar del cerdo gordo, inactivo, perezoso e inofensivo, tendrían que dibujarlo como una criatura más feroz y terrible con colmillos que desgarran.

The Herald, 15 de mayo. “Remember the Maine”, pese a no poder demostrar la implicación de España en el hundimiento del Maine (que pudo deberse a un accidente aunque otros aseguraban que lo hundieron los americanos), la prensa siguió tirando de la consigna para culpar a los españoles.

Leyenda: Camino de la M. (Se entiende que se refiere… ¿a la mierda?)

Barcos españoles expulsando a los americanos representados una vez más como cerdos.

Ilustración publicada en la revista Don Quijote número 21 del viernes 27 de mayo

Portada de la revista la Campana de Gràcia, número 1518 del 28 de mayo.

Título: “Desesperación de España”. Leyenda: “Para salvar los derechos de Europa en América, estoy dando a mis hijos, mi sangre y mis tesoros…¡Y Europa me abandona!

22 de mayo, recopilación de viñetas de distintos medios americanos publicada en The San Francisco Call.

Viñeta en The Herald,  3 de junio. El presidente Sagasta se rinde junto con el rey, empequeñecido, llorando, tocado en su honor, al fondo se hunde el banco de España.

Revista Madrid Cómico número 799 del 11 de junio. En la viñeta se ensalzan las victorias españolas históricas y se desprecia a los americanos señalando que su único poder es el dinero.

Recopilación de viñetas publicadas en The San Francisco Call, domingo 3 de julio.

La revista Judge, pese no ser una publicación sensacionalista, ya iniciada la guerra  publicó algunas imágenes arrimándose a la corriente, como la portada ilustrada por Grant Hamilton (1862 – 1926)  del 9 de julio de 1898  con la leyenda: “El bruto español añade la mutilación al asesinato”,  relacionada con la muerte de los marineros en la explosión del Maine.

10 de julio. Otra viñeta de “Barber” en The Herald con la leyenda ¿España la dejará volar? En la imagen un español echando sal en las alas de la paloma que representa la paz.

Viñeta de Joaquín Xaudaró del 23 de julio de 1898 en la revista Madrid Cómico.

No hace falta mucho comentario, Xaudaró tira de una mezcla de autocrítica e ironía.

Nuevamente Barber en The Herald,  2 de agosto. Un español llama a las puertas de Europa pidiendo intervención en la guerra. El cartel reza: “Cerrado a los tramposos”(¿O vagabundos?)

4 de agosto, viñeta sin firma en The Valentine Democrat.

“España ve la pintada en la pared: tus días están contados ya no harás miserable a la humanidad”. En el libro en sus rodillas se cita la inquisición, el hundimiento del Maine, asesinatos, torturas y otros “logros” internacionales.

14 de agosto, la guerra ha terminado, en The Herald se publica esta viñeta titulada “La evacuación del hemisferio occidental” con un español en retirada sobre un burro, lleva en su mano derecha un pergamino con la leyenda “honor”. Se parodia la pintura “El príncipe Baltasar Carlos a caballo” de Velázquez. El autor pide disculpas a Velázquez junto a su firma.

“La lección aprendida”. En la escena, El Tío Sam, para variar, con la regla de la guerra en mano obliga a aprender la lección de la paz al español.

Viñeta del 2 de septiembre publicada en The Kinsley Graphic y que reprodujeron muchos otros medios.

Fuentes consultadas:

Biblioteca Virtual dePrensa Histórica

Arca, arxiu de revistes catalanes antigues

Biblioteca del Congreso de Estados Unidos

Cartoons of the Spanish-American War. Charles Lewis Bartholomew, 1869-1949

Los periódicos de Madrid en 1898, Concha Edo, UCM (PDF)

1898: Prensa y opinión pública en España y los Estados Unidos, Juan Jiménez Mancha , UCM Revista SEECI

Prensa sensacionalista americana en el S.XIX y su contribución en la guerra hispano-estadounidense. Análisis de las portadas americanas de la época. Fernando Barahona. (PDF)

 ¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cuando se publiquen?

 

Censura y derivados

161013-censura

“Línea editorial”. Estas dos palabras forman uno de los mayores eufemismos del periodismo.

Se podría traducir como raya que traza el editor determinando las patas de las que cojea y que todo empleado y colaborador debe respetar sin reservas. Como mucho se toleran ciertas piruetas suaves para esquivarla, como en épocas de censura total.

Los medios hacen su interpretación particular de eso tan casposo de “los límites del humor” para llenarse la boca de libertad, pero escondiendo las nuevas condiciones que inventan para poder practicarla en su cortijo.

Toda persona que trabaje en un medio nunca escuchará abiertamente en qué consiste exactamente  esta línea ni por dónde serpentea. Se da por hecho que todo el mundo viene sabido de casa y si el medio es nuevo, bastará con el perfil de los editores para intuirla.

Pero hay algunos valientes, que se autoproclaman comprometidos con la pluralidad, que no tienen escrúpulos a la hora de dejar sus vergüenzas al aire en determinados temas.

pedroj
Y negar que la censura se aplica apelando a esta línea, son ganas de engañarse y suavizar los tajos. Existirá siempre.

La censura existe dentro y fuera de los medios, maquillada de corrección, disfrazada de moralinas, supuestas buenas costumbres, convenciones sociales hipócritas,  respetos mal entendidos y leyes absurdas.

prensa
 

En internet, donde en muchos casos, se llevan las posiciones a lo absoluto y se pueden leer debates  muy extremos, hay personas para las que nada es censura alegando a que se puede publicar lo censurado en otro sitio y otros para los que todo es censura.  Incluyendo una negativa a publicar insultos con evidente ánimo de hacer daño, amenazas, datos privados o apología de la más grande las mierdas.

La censura va por barrios y por temporadas, dependiendo de lo que esté intentando pescar el medio en cada momento. Y no siempre tiene por único objetivo impedir que alguien se exprese. Algunas veces es simple celo espontáneo de directores dóciles protegiendo ideas propias  o intereses de sus dueños. Para no incomodar a anunciantes, creencias o posicionamientos políticos.

Si bien los medios son responsables civiles subsidiarios de lo que  publican, el menú de argumentos ambiguos para rechazar opiniones, por su lenguaje, tono o mensaje es infinito. Y eso son las viñetas, opiniones.

Y estos opinólogos, que en la mayoría de los casos ni siquiera son plantilla del medio, se conforman convenciéndose de que no es censura, que son discrepancias ocasionales con la línea editorial. Un regateo de razones, cosas de la profesión, sobrevivir,  un lo que sea. Me consta que se traga con pose de venir de vuelta de todo, pero pocos admiten que  tardan mucho en digerir los episodios de censura y que pasan a ocupar un lugar destacado en su anecdotario.

 

Casos hay a patadas, aunque no todos se conocen en su momento.  Muchos otros no se descubren jamás y otro buen montón vive en el limbo de la autocensura. Menos mal que siempre hay  personas que se niegan a que manosee su opinión y lo cuentan. Sucede en Puerto Rico y en Marruecos.

O como relata el dibujante cubano Adán Iglesias citando un caso de censura editorial a esta viñeta de Osval, (otros preferieren llamarlo dibujo “inadecuado”) por no ajustarse a la línea editorial.  Adán asegura que son muchos más los casos parecidos de censura de los que tiene conocimiento a la vez que asegura que la censura se circunscribe a determinados medios, nadie persigue esas mismas opiniones censuradas cuando se publican en un blog.

¿Pero qué pasa cuando son los gobiernos los que escriben y aplican leyes peligrosamente ambiguas o evidentemente prehistóricas?. Pues que hasta se secuestran revistas, ya se hacía antes y no tan antes.

O cuando las leyes y los derechos humanos  son lo de menos y se da muy duro por un lado y por el otro.

Y puede suceder, como en el caso del boliviano Jhonny Vallejos Solano, profesor de plástica de 30 años, que fue detenido mientras pintaba una nariz alargada y tapaba los ojos a una imagen de Evo Morales y añadía un mensaje de protesta en un mural en la calle.  Se podría haber saldado con una multa, pero  se enfrenta a seis años de cárcel,  pena desproporcionada por lo que consideran daño calificado y destrucción de un mural de patrimonio gubernamental.

Se anunció que fue detenido  “por distorsionar el retrato” del presidente Evo Morales en un mural de 100 metros de largo de la calle Dtto. (Destacamento) 317 (Sucre).  Aquí el truco legal para engordar la acusación está en que el mural se considera  “cosa de valor artístico” y no propaganda oficial o publicidad en una pared. Fuente.

Y así es como en la calle, en un muro de la gobernación vuelve a aparecer la “línea editorial”.

 

sucre
 

En definitiva, consideramos más o menos la censura en función de muchas variables, pero sobre todo suelen ser de sesgo y esta norma no escrita la aplicamos a casi todo, sea información u opinión.

Callamos o minimizamos unas y cacareamos y amplificamos otras, entrando en esa competición estúpida de intentar demostrar quién censura más y peor. Como si un censurón justificara una censurita.

Si la libertad no pica, no es libertad.

Dictado popular

Hoy leo o escucho, no sé bien dónde, que el partido popular ha abierto una “blogosfera”

He corrido ansioso a buscarla y lo que encuentro es un sucedáneo de blogonada azul incrustada en la web del partido, aún así he dado una vuelta curiosa.

Del mosaico de 16 fururkus populares todos, menos uno, tenían un tema común, Cuba. Algunos lo medio mezclan con  ETA o Venezuela pero 15 de los 16 del mosaico tienen  la isla y la muerte de Zapata como guión.

No me parecen blogs, todos tan iguales en contenido, forma y fondo. Y no es porque piense que los blogs deban ser de tal o cuala forma, pero se me antojaron simples declaraciones de partido uniformadas en lugar de una “blogosfera” como universo de matices, ausencia total de enlaces más allá de un video del tubo o  grupo propio de feisbu para el autobombeo.

Independientemente del tema común tratado  y de lo que cada quién piense sobre él,  seguro que los populatas dirán que ha sido una casualidad de esas de cuando los astros encajan sin avisar y que son espacios para el libre albedrío, pero tienen toda la pinta de sinfonía orquestada por el pregonero de la disciplina del partido.

No sé si recordaré hacer una segunda visita para comprobar si ha sido una casualidad y en próximas entregas hay más variedad en el menú del día.

Por cierto ¿adivinan cuál de los 16 blogosos populares se desmarca del dictado popular?

Descúbralo pinchando con fuerza en la imagen que he depositado bajo esta línea:

Clic

Y la de los jueves en