“Viñetas, como las de hoy, son insoportables”

En 2017 abandoné unas cuantas notas en borrador. Hoy he rescatado esta que me llamó la atención en su día por el titular alarmante y dramático que hacía mención a una viñeta de “las insoportables”, aprovechando que el año que se fue dejó un buen montón de debates cansinos y trasnochados, sentencias, multas y follones, también a cuenta de algunos chistes.

Reconocí enseguida el estilo de la viñeta a la que se aludía porque llevo leyendo al colega Contreras desde hace un porrón de años y nunca ha dibujado viñetas demasiado “bordes” o de humor negro, es más, hasta en su trazo y color se reconoce un estilo clásico de humor blanco, en ocasiones hasta tierno.

Diario de Jaén 29/11/2017 (Fuente)

 

La viñeta que Esther Osorio consideraba “de las insoportables” era esta (de la que nadie se quejó) de Juan Carlos Contreras (TwitterBlog

¿Qué hace esta viñeta tan insoportable a ojos de Esther Osorio? Pues no se sabe, porque como ella misma admite no la entiende:

Si se mira la viñeta de la página 4, yo lo siento… Pero no la entiendo. Sale una mujer desnuda y un señor, que parece que es el antiguo alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya. Quiero que me expliquen qué quiere decir, por qué se usa una mujer desnuda y se le da un tanga para que se tape”.

Como quiere que le expliquen el chiste, he decidido atender su petición.

Se dice que si un chiste hay que explicarlo es que ha fallado, aunque no siempre es así. En ocasiones también fallan los lectores, incluso en las viñetas más evidentes.

No es un rollo sexual. Contreras recurre a la desnudez como metáfora de quedarse desprotegida, sin abrigo, para representar a la provincia de Jaén despojada de la ITI (Inversión Territorial Integrada) en alusión a esta noticia. Para que no haya dudas también añade el titular relacionado.

Todos los elementos de la escena dan pistas más que evidentes de la intención, la corona con la leyenda “Jaén”, la maleta con ropa de abrigo sobre la que aparecen las siglas I.T.I y el Secretario de Estado (antiguo alcalde de Jaén), José Enrique Fernández de Moya, entregándole una pieza de ropa representada por un tanga, por aquello de que suelen ser prendas pequeñas.

Una provincia desnuda a la que se le van a dar migajas. Así la resume el propio autor con el que chateé un ratillo a cuenta de este asunto.

Como cuando se representa a una persona desnuda como metáfora de alguien arruinado o un moroso tapándose con un barril. Un conjunto de recursos humorísticos de manual reunidos en una viñeta.

La intencionalidad lo es todo

Resulta absurdo tener que explicar que un chiste es un chiste a aquellas personas que no son capaces de verlo como tal, ni quieren.

Una vez más se antepone una lectura equivocada a la intención del autor y con esa interpretación forzada se construye un discurso con el que se firma veredicto de culpabilidad de malas intenciones.

Y cada cual puede opinar lo que le plazca, claro. Ya se sabe que eso de hacer gracia, o no, va por barrios.

Contreras no es ni ha sido nunca machista, ni cosifica a a la mujer ni la degrada, ni tiene intención de hacerlo o de que lo parezca.

Eso de los límites del humor ya es un clásico de charlas, debates, coloquios, mil artículos, estudios y ensayos. Y no precisamente por la salud de la normalización de su práctica.

Tener que dar tantas explicaciones sobre el humor a estas alturas, como si todo esto de la fabulación, la ficción y los recursos humorísticos se hubiera inventado ayer, se ha convertido en un ejercicio humorístico en sí mismo por lo absurdo de su finalidad. Así que, todos estos cometarros sobre los límites del humor son un homenaje al oxímoron.

Relacionado:

Podcast Catástrofe Ultravioleta #22 – Humor

¿Qué es el humor? ¿Por qué nos reímos? ¿Cuál es la clave de un buen chiste?

 

Brigada anti chistes

La viñeta del 11/01/2017 en CTXT

La Brigada Político-Social ha involucionado para adaptarse a los nuevos tiempos.

Como perseguir humoristas, cantantes, titiriteros y toda esa chusma no está dando buenos resutados (en lo que a encarcelamientos permanentes se refiere) por aquello de que el humor, las cosas de la ficción y las expresiones artísticas no son delito, ahora se señala a personas ajenas al gremio de la farándula.

En esta ocasión, por hacer chistes sobre Carrero Blanco. Estamos que lo petamos.

Otro caso que terminará como todos, con la señalada absuelta. Aún así, habrán cumplido su misión, que es asustar, sembrar más miedo, acotar libertades a golpe de amenaza.

Que un gobierno no se oponga a la persecución de sus ciudadanos por contar chistes es la mejor forma de dar una imagen de mierda de su país.

Cuando sucede en Turquía, Malasia, Irán o donde sea, suele ser noticia internacional. Aquí se ha normalizado hasta el enaltecimiento de la figura de Franco. Nuestro panderetismo es congénito.

¡Stup!

eBooks

ban-ebooks