Ser/No ser Charlie

Charlie Hebdo

Portada del nº 1178 de Charlie Hebdo (14/01/2015) con dibujo de Rénald Luzier “Luz”, la primera tras el atentado del 7 de enero.

 

“El 7 de enero de 2015, dos hermanos, Chérif y Saïd Kouachi, entraron en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo en París y asesinaron a doce personas. Entre ellas, ocho formaban parte de la redacción: cinco dibujantes (Wolinski, Cabu, Honoré, Tignous y Charb, director de la publicación), un corrector (Mustapha Ourrad), una psicoanalista (Elsa Cayat) y un economista antineoliberal (Bernard Maris, conocido como “Oncle Bernard”).

Las demás víctimas eran un periodista, invitado del semanario, Michel Renaud, un policía de élite y guardaespaldas de Charb, Franck Brinsolaro, el policía (musulmán) Ahmed Merabet y un empleado de una sociedad de mantenimiento, Frédéric Boisseau. Paralelamente un cómplice de los hermanos Kouachi, Amedy Coulibaly, ejecutó el día 8 a una policía municipal, Clarissa Jean-Philippe, y el 9 a cuatro personas judías en un supermercado kósher (Yohan Cohen, Yohav Hattab, François Michel Saada, Philippe Braham), antes de que la policía matara a los tres autores de las masacres.

El 11 de enero, numerosas marchas republicanas reunieron aproximadamente a 3,7 millones de personas en diferentes ciudades francesas. El 14, Al Qaeda en la Península Arábica (AQPA) reivindicaba el atentado del 7″.

Así arranca el artículo “Ser/No ser Charlie : secuelas inmediatas en la red” de Isabelle Touton, profesora titular del departamento de estudios españoles, hispano-americanos y méditerráneos de la Universidad de Bordeaux Montaigne (Francia) , un interesante texto de 26 páginas que se publica en el libro de Marco Kunz  “Catástrofe y violencia, Acontecimiento histórico, política y productividad cultural en el mundo hispánico”  de la editorial académica LIT Verlag (Alemania)

Viñeta del 7 de enero de 2015

 

Touton repasa de forma cronológica las inmediatas y masivas reacciones en la red y el nacimiento de la simbología asociada a lo que terminó conociéndose mundialmente como “Je Suis Charlie“, también se detiene para analizar algunas de las viñetas de humor gráfico, muchas de ellas de autores españoles, que se dibujaron durante esos días, los distintos enfoques sobre el atentado en estas imágenes y el papel de la sátira ante el terrorismo.

Además profundiza en la brecha que separó a partidarios y detractores de señalarse como “Je suis Charlie” y el nuevo sentido que adquirió este slogan fuera de Francia.

 

Viñeta del 8 de enero de 2015

 

 Ser/No ser Charlie : secuelas inmediatas en la red, en el libro de Marco Kunz (ed), Catastrofe y violencia. Acontecimientos violentos, politica y productividad cultural en el mundo hispanico, Zurich, Lit Verlag, 2017. (Leer en Academia.edu)

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cuando se publiquen?

 

Siné, el hijo rebelde de Charlie

Siné Mensuel Hebdo
Portada del nº 1 de Siné Hebdo, 10 de septiembre de 2008
2008. Crear una revista desde cero en tres semanas durante el verano,  el desafío parecía imposible.

Ese fue el ajuste de cuentas de  Maurice Sinet, “Siné”, uno de los fundadores de Charlie Hebdo en 1992 , que acababa de ser despedido fulminantemente de Charlie Hebdo. 

Siné criticaba en su columna al hijo mayor del presidente Nicolas Sarkozy, Jean (de 21 años entonces), con unas palabras que, según el director de la publicación, Philippe Val,  eran abiertamente “antisemitas”. El artículo que provocó el despido de Siné, ironizaba con la conversión  de  Jean Sarkozy  al judaísmo antes de casarse con Jessica Sebaoun,  hija del fundador de la cadena de tiendas de electrodemésticos Darty, de ascendencia judía.

Con el soporte de todos aquellos anónimos y conocidos que consideraban el despido arbitrario e inadmisible se gestó la nueva revista. El contraataque mordaz fue llamado Siné Hebdo. El éxito fue más allá de todas las expectativas: 140.000 ejemplares vendidos del primer número, que salió  el 10 de septiembre de 2008.

La revista, con un loco equipo de escritores, periodistas y caricaturistas, cumplió su primer año con 2.700.000 ejemplares vendidos, recibió 50.000 correos electrónicos y cartas de lectores, 12.000 dibujos, de los que se publicaron más de 2.650.

Para celebrar el aniversario del “periódico mal educado” (journal mal enlevé), Siné Hebdo ofreció una selección de lo mejor que pasó por sus páginas, y apareció en el quiosco con un volumen de 96 páginas, mosaico de textos y dibujos (casi 300) titulado “Un an… et toutes ses dents!”. (Un año…¡y todos sus dientes)

En él estaba representada la esencia de tan combativa publicación, su lucha contra la estupidez, el terror y el pensamiento intelectual. Todo ello sin publicidad.

Según contaron en su día:

  “En la redacción, también se invirtió para el éxito de nuestro pequeño negocio – seamos honestos -: 875 cajas de cigarrillos, 1.500 latas de cerveza, 2 .500 litros de tintorro, 1 botella de Coca, 86 cestas de ostras, 124 salchichas, 18 jamones de Bayona, 85 paquetes de Nicorette, 1.000 debates apasionados, 52 kilogramos de caramelos, 580 litros de oxígeno líquido para el jefe, una victoria en el juicio de antisemitismo presentadas por la LICRA, un grupo de amigos en el Facebook, 4 teclados destrozadas, decenas de risas, vasos y voces, macetas rotas, apoyos de todo el mundo, lectores atentos e inventivos, miles de suscriptores, 4 impresoras agotadas, 35 cajas de Alka-Seltzer, muchas sales de frutas… ”

Aquel Siné Hebdo  dirigido por Siné  y su esposa, la periodista Catherine Sinet como redactora jefe, contaba entre sus filas con la colaboración de un gran plantel de dibujantes entre los que se contaba Ronald Searle, Jacques Tardi, Etienne Delessert, Loup, Jiho, Philippe Vuillemin, Philippe Geluck, Carali, Berth, Remi Malingrey, Yan Lindingre, Paul Avoine, Kap, Soulas, Mix et Remix, Bridenne o De Cressac.

Casi 6 años y medio después de aquel primer Siné Hebdo dedicaron su portada del 14 de enero con una llamada  a comprar la revista Charlie Hebdo coincidiendo con la salida del número 1178, primer número tras el atentado del 7 de enero de 2015 que costó la vida a 12 personas en un ataque a sus oficinas.

sine-mensual

*Maurice Sinet “Siné·, falleció el 5 de mayo de 2016  a los 87 años.

Relacionado

humor-apuros