Imputan a un concejal de A Coruña por un cartel con el dibujo de un personaje disfrazado de papa

La imagen en cuestión en la que aparece un personaje disfrazado de papa

 

Actualización 24 de mayo de 2107.

Se archiva la causa contra el concejal de Culturas por el cartel del Carnaval. El Juzgado de Instrucción número 3 asegura que el diseño no desprecia los sentimientos religiosos, que solo se trata de una caricatura.  Esta decisión puede ser recurrida.

La fiscalía mantiene que el cartel es:

“…a lo sumo, una imagen provocadora o satírica y no cuestionaría directa o indirectamente ningún dogma, creencia, rito o ceremonia de la religión católica” y que “”ni siquiera existe la certeza de que represente al Papa”.

 

El absurdo parece querer invadirlo todo, cada vez que añado un nuevo caso a la lista me convenzo más de que vivimos una extraña, inexplicable y gilipollesca etapa de involución.

Cuando se presentó el programa de fiestas del Carnaval de A Coruña, el ayuntamiento recibió algunas quejas. Una de ellas fue del Arzobispado de Santiago que emitió un comunicado de protesta por la utilización de una imagen del papa.

La Iglesia diocesana de Santiago de Compostela lamenta que en los carteles y el folleto editados por los responsables de la organización del Carnaval 2017 en la ciudad da Coruña, aparezca una viñeta alusiva al Papa, con una utilización de la imagen del pontífice que ni se corresponde con la realidad ni guarda relación alguna con la celebración lúdica que se publicita.

La Archidiócesis de Santiago rechaza firmemente esta utilización, que hiere los sentimientos de los creyentes, puede implicar una burla a las creencias de miles de coruñeses y ofende, gratuitamente, a cuantos, católicos o no católicos, sienten un respeto profundo y sincero por la persona del Papa.

Los símbolos religiosos, y muy especialmente las figuras que representan a todas las confesiones religiosas, católicas o no, no deberían ser nunca objeto de utilización o manipulación, ni siquiera bajo la excusa del divertimento o de ocasiones lúdicas.

 

Varios miembros del PP gallego, como su secretario general, Miguel Tellado y la diputada  Paula Prado criticaron el cartel.

Como era de esperar, desde la plataforma de peticiones locas de los ultracatólicos de Hazte Oir también se pidió su retirada y los perdones del concejal en la plaza del pueblo.

 

Cuando parecía que el asunto no iba a tener más recorrido, la Asociación Española de Abogados Cristianos, empezó a promover una campaña de recogida de firmas para exigir la retirada del cartel. Además pedían una disculpa pública al concejal responsable de la elección de la imagen.

 

El cartel, obra de Alberto Guitián era uno de los cuatro de una serie de ilustraciones con personajes disfrazados. Programa de las fiestas (PDF).

Alberto Guitián contestó en su día a las críticas advirtiendo  que «no se puede ser más papista que el papa» y consideró que  se había sacado de contexto porque el dibujo «no representa al papa sino a una persona disfrazada de papa».

Explicó que los críticos tendrían que fijarse en los pies de la figura disfrazada porque representan a los de un choqueiro, personaje al que el Concello de A Coruña le dedicaba este año el Entroido.

En declaraciones a Infolibre, el autor dijo:

“Ni siquiera he representado a un papa concreto, simplemente es un dibujo muy genérico de un personaje que va disfrazado de papa”

“Me pregunto si la gente que se siente ofendida sale a la calle en carnaval, porque si cada vez que ven a alguien disfrazado de obispo, de cura o de papa les molesta…

“Es un disfraz recurrente en esta fiesta, un clásico”

 

En un comunicado, la Asociación Galega de Profesionales de la Ilustración (AGPI) así como la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales (FAIP) defiendieron la libertad de expresión.

Pero Aurora Carro, presidenta de la Asociación de Viudas de Lugo, y otras seis personas  llegaron a presentar una denuncia en el juzgado de guardia de A Coruña considerando que ofendía los “sentimientos religiosos”.

En su día pensé que la chorrada quedaría en otra anécdota más y que no sería admitida a trámite, me equivocaba otra vez.

Ahora, José Manuel Sande, concejal de culturas de Lugo, ha sido citado como investigado (lo que hasta ahora se conocía como imputado) tras la denuncia de Aurora Carro y tendrá que presentarse el próximo 17 de abril en el juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña.

Aurora Carro quiere que el concejal pida perdón públicamente.

Ya estamos tardando demasiado en acabar con ese engendro anacrónico y ambiguo del artículo 525 de nuestro Código Penal  que permite perseguir supuestos delitos contra algo tan abierto como “los sentimientos religiosos”, en el que para algunos profesionales carcas de la justicia sigue cabiendo cualquier cosa.

Relacionado:

humor-apuros

Viñetas y muerte, el caso Al-Azar

Esta historia comienza con un accidente.

El sábado 1 de marzo, durante las celebraciones del Carnaval de Oruro (Bolivia) una pasarela se desplomaba sobre un grupo de participantes en la entrada de carnaval, un multitudinario desfile que congrega a miles de personas.

En el accidente murieron cinco personas, cuatro de ellas pertenecían a la banda musical Espectacular Poopó y una quinta fallecida era una espectadora. El derrumbe también dejó decenas de heridos.

El jueves 6 de marzo, Alejandro Salazar “Al-Azar” (Cochabamba-1959)   dibujó esta viñeta alusiva que se publicó en el periódico La Razón y que aún puede verse en la edición digital de ese día.

carnaval

Viñeta de Al-Azar

El autor simplemente intentó reflejar lo sucedido, la fiesta continuó, una viñeta editorial en la línea del autor.

Reacciones

Lo que sucedió después es algo que podría suceder en cualquier país, de hecho sucede y seguirá pasando. Cuando la muerte, eso tan inevitable como cotidiano aparece, se activa una serie de mecanismos basados en leyes no escritas que parecen autorizar a algunos a apedrear a otros por sus opiniones.

Y aquí los dibujantes de viñetas suelen salir casi siempre perdiendo cuando no se mueven dentro de lo socialmente impuesto.

Personas y colectivos se sintieron ofendidos, pero en algún momento se descontrolaron las reacciones.

Autoridades de Oruro protestaron por la viñeta. El gobernador, la alcaldesa, el presidente del Concejo Municipal, el presidente del Comité Cívico y la Federación Departamental de Cooperativas Mineras elevaron sus quejas a La Razón, indignados por el dibujo.

naricesla Alcaldesa de Oruro , Rossío Pimentel Flores, hasta se permitió  el lujo amenazar al dibujante en nombre de su ciudad con esta peligrosa advertencia:

“Si alguna vez , el dibujante de marras, aparece por esta ciudad será tratado con desdén y descortesía”.

naricesLa representante de la Defensoría del Pueblo, Clotilde Calancha, consideró que la viñeta atentaba contra “los derechos culturales de Oruro”, y lo expresó así:

“Yo creo que el humorismo es una forma de hacer periodismo y de llegar a la población, pero creo que todo tiene un límite, no podemos nosotros permitir que bajo temas humorísticos como estas caricaturas, que fueron publicadas, atenten primero a la dignidad de un colectivo como somos toda la población de Oruro”

“Esta es una forma de atentar a los derechos culturales que tienen los orureños, porque el Carnaval, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, es una fiesta cultural, trascendental, universal y eso no puede ser porque si bien el humorismo es una forma de realizar periodismo, también tiene que existir análisis en lo que se hace en un momento de dolor como el que pasó con la caída de la pasarela”.

naricesEl presidente de la Federación Departamental de Músicos Profesionales de Oruro, Gonzalo Choquehuanca, dijo:

“Acá tenemos imágenes satánicas que este periodista (Alejandro Salazar) prácticamente ha tocado los corazones y ha hecho mucho daño a los músicos por eso vamos a pedir la expulsión de este mal periodista”.

Y refiriéndose a otros medios añadió: “decirle  a otras redes nacionales que no toquen ¡carajo! nuestro Carnaval, que Oruro se respeta y los músicos se respetan”. 

naricesEl diputado de Convergencia Nacional (CN), Franz Choque, también envió una carta a la directora del medio en estos términos:

“Se publica una caricatura que consideramos ofensiva hacia el carnaval de Oruro. Dicha publicación ridiculiza y ofende un hecho trágico y luctuoso acontecido en el Carnaval de Oruro 2014”

Este misma persona también dijo que “los dirigentes no se responsabilizarán de las acciones que asuman los sectores sociales”. (Otro peligroso mensaje).

En sus cartas, todos decían más o menos lo mismo: el Carnaval de Oruro es intocable, la máxima expresión del folklore nacional, único en el mundo, patrimonio de la humanidad y además consideraban que aquello era un insulto y una burla a los fallecidos y sus familiares.

 “Atenta, denigra, humilla, ofende” no solo al carnaval, sino “a todo un pueblo”.

Mineros cooperativistas intentaron impedir la distribución y venta del periódico exigiendo una disculpa de la directora del medio, Claudia Benavente. Incluso llegaron a  a amenazar al diario con cerrar sus oficinas y quemar  sus ejemplares.

También pidieron sanción para Al-Azar “empleando la ley para sentar un precedente”, llegando a fijar un límite de 48 horas para que se cumplieran sus exigencias, de lo contrario:

 “Nos veremos forzados” a tomar medidas drásticas. O peor: “si vemos circulando La Razón en Oruro, los vamos a quemar hasta que pidan disculpas”. 

Me pregunto qué hubiera podido pasar si la viñeta, en lugar de un periódico, se hubiera publicado en un blog. ¿También hubieran amenazado al dibujante con quemarle las páginas del blog?

la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) salió al paso con un comunicado, cuando menos ambiguo, en el que hacía un muy tibio “llamado fraterno al diálogo y la comprensión mutua entre partes”.

No hubiera estado de más que, en lugar de andarse con paños calientes,  hubiera contenido también una condena más contundente y un rechazo frontal  a las amenazas además de un apoyo sin concesiones al medio ante las  amenazas de impedir su difusión.

anp-comunicado

 

Como vemos, todo esto se produce sin que nadie haga uso de leyes de ningún tipo para argumentar y legitimar sus acciones,  todas los discursos se construyen a partir de opiniones personales o consideraciones morales.

Pero antes de que apareciera el fuego justiciero vengador de los cabreados, el domingo 16 de marzo llegaron las disculpas del diario. Es muy curioso que un medio sea obligado a disculparse “con una ciudad”. Algo muy ambiguo, relativo e intangible.

Las disculpas

Además de las disculpas ofrecidas por la directora de La Razón, se hace una valiente defensa del dibujante desde algunas columnas de opinión en este y en otros medios.

disculpas-cartas

Junto a las disculpas se publican algunas cartas con las quejas llegadas al periódico .

pdf-2 Ver/descargar página completa. PDF. 3,32Mb

 

Muestras de apoyo

Varias iniciativas de apoyo se pusieron en marcha. En una de ellas, a través de la página de Facebook “Todos con Al-Azar” (ya cerrada tras cumplir con su cometido)  artistas  de varios países, entre los que se encontraba sólo un español, Carlos Giménez,  mostraron su apoyo al dibujante publicando versiones de la viñeta y mensajes de solidaridad y defensa de la libertad de opinión y expresión.

pdf-2 Finalmente, el 28 de abril, se publicó y presentó  un libro gratuito de 100 páginas editado por el proyecto de periodismo digital “La Pública” (Twitter) con más de 60 dibujos que reune los apoyos y opiniones, la publicación puede descargarse aquí. 4,23 Mb (PDF)

portada-todos-con-al-azar

narices Viñetas alusivas recopiladas en este blog.

elmer

Viñeta del dibujante  Elmer Sosa (México) publicada el 21 de marzo en el diario Cambio

 La alcaldesa rechazó la posibilidad de dimisión  declinando cualquier responsabilidad,  finalmente tres funcionarios de la comisión técnica del Gobierno Municipal fueron detenidos preventivamente e imputados como presuntos responsables del colapso de la pasarela.

narices-verdeAgradecimiento a Claudia Benavente y Rubén Atahuichi del diario La Razón por su  ayuda para la elaboración de este texto y facilitar el contacto con Alejandro.

Entrevista a Alejandro Salazar “Al-Azar”

salazar
Salazar , diciembre de 2011. Suplemento Animal Político. Foto: La Razón/archivo
Nacido en Cochabamba (Bolivia) en 1959. Se dedica al  humor gráfico político desde 1994 y ha publicado  en el periódico La Razón, periódico La Prensa, semanario Pulso, periódico El Día.
Actualmente trabaja en el Periódico La Razón, haciendo la viñeta editorial 4 días a la semana y un dibujo en página entera para el suplemento “Animal Político” los domingos.
jr-respuesta¿Desde cuándo trabajas para La Razón?
alazar: Trabajo en la Razón desde 2011, o sea ya son tres años
jr-respuesta:  ¿Cómo has gestionado esta cadena de acusaciones y ataques? 

alazar: Pienso que este tipo de reaciones son parte del riesgo profesional cuando uno hace  trabajo honesto y profesional,  ademas me considero parte de un equipo y por lo tanto acepto mi responsabilidad cuando emito mis opiniones pero también considero que el equipo tiene su parte de responsabilidad.

jr-respuesta: Aunque también te han señalado en las críticas, la mayor parte de las quejas se dirigen al diario ¿te ha sucedido algo similar con anterioridad?

alazar: Si, algunos dibujos han causado reacciones parecidas, quizá con menos intensidad.

jr-respuesta¿Has recibido directamente alguna queja, crítica o amenaza de algún tipo?

alazar: Directamente no he recibido amenazas, sin embargo en la página de Facebook hay toda clase de insultos contra mi persona, pero también hay críticas respetuosas y apoyos francos.

jr-respuesta: Sabemos que todo el debate está entre la intencionalidad y las sensibilidades heridas según las distintas interpretaciones de la caricatura, algo siempre inevitable, pero ¿ cuál es el mensaje exacto que pretendías transmitir con tu viñeta?

alazar: Como sabes, en dibujo no hay una interpretación única y definitiva, te escribo la que se me ocurre ahora. El carnaval es una fiesta para celebrar la vida, donde se baila, se come, se bebe y se cometen algunos excesos, eso esta bien. Pero ese día en el carnaval de Oruro la muerte venció a la vida y salió a festejar su triunfo.

jr-respuesta: ¿Crees que la libertad de expresión de los viñetistas en Bolivia goza de buena salud?

alazar: A pesar de estos incidentes soy optimista y creo que todavía es posible trabajar con libertad. Sin embargo en un año electoral las condiciones pueden variar.

Made in China

 

Hay compromisos que se convierten en costumbre y cuando se prolongan demasiado en el tiempo, en obligación histórica.

Por quinto año ilustro el libreto de las letrillas de esta comparsa de Antequera (Málaga) nacida en 2004.

Este año se llaman “Made in China”, así que elementos y colores de la bandera imperial y su voraz colonización comercial, a la que hacen alusión algunas de sus letras, han sido los protagonistas. Espero que chinos y españoles disculpen la licencia patriótica del choteo de bandera. 😛

Ilustraciones de años anteriores:

2010                               2009                                 2008                        2007

Y así es como se han ido llamando durante estos últimos años:

2004- “El Infante y sus peones”

2005- “Los últimos del Paraíso

2006- “Los Golf osea y la Pepa que lo vea porque no se chorrea

2007 -“Los conejos voladores

2008 -“ Con V de Bandolero

2009 -”Las Manolas de Ricardo alegre y olé

2010 –El Infante D. Fernando y los que siguen reconquistando

 

 

Soy “de Cadi Cadi”

cadi

Cádiz es de esas ciudades que es imposible dejar, porque puedes irte pero por muy lejos que estés sentirás que nunca te has marchado. Y no me ha pasado nada parecido en ninguna de las ciudades en las que he estado.

La cosa se nota más aún cuando en lugar de pasar unos días vives una temporada larga allí.

Porque a Cádiz puedes quitarle la catedral, toda la costa, la bahía entera, la Caleta y el barrio de la Viña al completo que seguirá siendo Cádiz, porque son sus gentes las que hacen del sitio lo que es.

No existe ser humano que haya pasado por aquí y no haya hecho una foto así.

A las pocas horas de llegar ya supe que no era una ciudad cualquiera y esto es algo que hay que respirar, por mucho que lo documentes o intentes explicar no se puede transmitir sólo con un texto.

Soy de los que suelo llegar a cualquier sitio nuevo y los cinco minutos ya quiero quedarme, en Cádiz tuve esa sensación  al primer minuto, a diario y durante meses. Es más, fui más allá. Quise ser de Cadi Cadi, que no es lo mismo que ser de Cádiz, para eso debes haber nacido de las murallas de puerta de Tierra “padentro”.

La caleta Cádiz Pero eso son accidentes geográficos porque en realidad  para ser “de Cadi Cadi” basta con seguir un ritual que consiste en acercarte a la playa de la Caleta y pedirle a un paisano que te sumerja la cabeza en el agua del mar, para completar el bautizo bastará con que te manches la camisa con aceite de pescado en adobo en cualquier freiduría. Y ya está.Una de las frases que más pronuncié los primeros días fue :”¿Qué hora será”?

Después pasó a darme lo mismo, una semana después mi reloj se paró a las 7:30 de la tarde y no me enteré hasta pasados algunos meses. Dicen los supersticiosos que llevar un reloj parado da mala suerte, yo no me lo he quitado para recordar la suerte que tuve de que se parara en Cádiz, aún lo llevo puesto, y eso que es de publicidad de una marca de cerveza.

Nuestra base de operaciones fue un bar que había a dos pasos de nuestra puerta, una máquina de tabaco tuvo la culpa.

Alguna tarde, al volver de la playa hemos parado a comprar unas garrafas de agua en un supermercado y hemos terminando en ese bar comiendo croquetas con gazpacho  con unos  (bastantes) quintillos de cerveza y hemos llegado a casa a las 3 de la madrugada, en chancletas, pantalón corto, de salitre hasta las cejas y paseando la garrafas.

Cualquier paseo por Cádiz es conocer gente y encontrar rincones merecedores de una y cien fotos, puedes cruzarte con más de uno que pasa cantando, nadie parece triste, aún teniendo problemas como todo el mundo. o incluso más.

Basta mirar cualquier esquina, cualquier fachada del centro para  descubrir porqué es la ciudad más antigua de Europa occidental y está hermanada con Cuba. Y sobre todo, conociendo a sus habitantes, entiendes porqué Napoleón tuvo que comerse los mocos en su intento de hacerse con ella. Un catálogo de texturas y colores, callejuelas y plazas, no hay rincón que no te haga mirar.

Hay calles por las que iba en zig zag entrando en cada portal, todos me parecían una localización parauna peli, convertido en turista japonés fotografiando bajantes, buzones, escaleras verdes, paredes desconchadas, losas y baldosas.

Lo que para algunos serían sólo unas casas viejas para mi eran auténticas composiciones para un cuadro.

En julio se organizaba una actividad relacionada con el Carnaval, una ocasión única para vivir el carnaval más puro y popular.

Nos acercamos al centro y bastó preguntar a un paisano  que estaba sentado en una silla en la puerta de un comercio, levantando el brazo nos dió las indicaciones más precisas que cualquier GPS del mercado para poder encontrar el punto de reunión de las agrupaciones.:

“Tó deresho, tó deresho…y al final torsío”

No tenía pérdida. Además de un carrusel se pudieron ver actuaciones  de “ilegales” salpicados por las esquinas, rodeados de visitantes escuchando coplas y romances. La segunda noche ya había mucho más público a la caza y escucha y todos los artistas se mostraron generosos con la peña que pronto bloqueaba la calle para atender a sus letras.

Más allá de la polémica local sobre  botellones, que alguno había, y el debate inevitable de defensores y detractores de esta experiencia (convocada desde Facebook)  de lo que algunos dieron en llamar “carnaval de verano”, el resultado fue positivo para comerciantes, participantes y visitantes.

Tengo que repetir, la calle estaba  viva y la chispa de los juegos de palabras, chistes, músicas y cachondeos varios consiguieron  que todo quisqui lo pasara de puta madre.

Actuación callejera y letra (romancero) “El Naúfrago de Cádiz” de los hermanos Barba (ver en vídeo)

Nadie me preguntó de dónde venía, ni si vine a quedarme o estaba de paso, enseguida hice un buen puñao de lo que ya considero grandes amigos, de esos que sin saber cómo, te parece que siempre lo eran pero sólo faltaba cruzarte con ellos, aunque sepas que es muy probable que sean relaciones de paso. En Cádiz todo es fácil, salvo encontrar un bonobús.

Para cualquiera que se tome la vida con humor, Cádiz es un santuario. La ciudad donde estaré cada vez que pueda, el sitio que consiguió que quisiera ser de allí.

Si un día me pierdo empiecen a buscar en Cádiz, porque soy “de Cadi Cadi”.

Y luego, más allá de lo bonito, las referencias, las raíces y las postales está ese otro Cádiz no tan alegre, que sólo se descubre pisando terreno en estancia prolongada..

Otras fotos, todas hechas con un móvil regulero así que no se puede pedir más calidad, sin orden ni explicaciones, para engordalas, como siempre, basta con un clic.

Y de regalo un politono que puse en el teléfono para avisar de los SMS´s.

En la playa de La Victoria, además de mensajes de megafonía avisando a los bañistas de la hora, van informando de niños que se pierden para que sus padres puedan recuperarlos, quieran o no. 😛

Este archivo de audio está grabado con una voz muy parecida a la que suena en esa megafonía, pero tiene sopresa. Aunque ya es algo antiguo no pude evitar dejarlo aquí para no perderlo.