Piden 18 meses de cárcel para el dibujante turco Seyfi Sahin por “insultar valores sagrados”

Viñeta de Seyfi Sahin en la última revista GirGir

En febrero de 2017 la editorial turca Estetik cerró su revista GirGir que se distribuía como suplemento semanal gratuito del diario “Sözcü y despidió a todos sus trabajadores.

Ampliar: una editorial turca cierra su revista satítirica por “ofender los valores religiosos”

Los editores declararon que cerraban la revista satírica, una de las más leídas de Turquía, a causa de una viñeta que fue considerada ofensiva para judios y musulmanes.

La empresa pidió perdón y se disculpó así en un comunicado:

“Pedimos disculpas a todos los que hayamos podido hacer daño con esta viñeta terrible, no nos dimos cuenta antes de la impresión de la revista debido a la falta de sueño y el agotamiento.”

El abogado que representaba a la revista Girgir anunció entonces a los medios de comunicación que la empresa presentaría demandas penales contra el dibujante y cualquier otro trabajador de la revista que tuviera relación con la publicación de la viñeta. Y así ha sido.

La acusación ha llegado desde la Oficina del Jefe del Ministerio Público de Küçükçekmece.

El dibujante, Seyfi Sahin, puede terminar entre rejas “por insultar valores sagrados” tras ser denunciado por la revista donde trabajaba.

La acusación solicita 18 meses de cárcel para Seyfi Sahin, aunque puede elevarse a 1 año y nueve meses.

Durante el juicio, que comenzó el martes 18 de julio y al que no asistió Sahin, su abogado, entre otras cosas, dijo que no pretendía insultar al profeta de una religión y que se publican muchas viñetas similares en las revistas de humor.

 

El tribunal dictaminó que Sahin debe ser obligado a presentarse para declarar. (Fuente)

 

 

Relacionado:

humor-apuros

Ruido de cerrojos

barcenas

Viñeta en euribor-blog

 

Cospedal, el plasma y sus colegas del PP dan por liquidado el caso Bárcenas.  No matiza si es una liquidación contable, un repudio o un silbar y a otra cosa.

Tiran de cerrojo, como el que sentencia un “ya no te ajunto” a alguien que ha estado en su pandi 30 años, a aquel que les gestionaba los dineros.

Y lo dicen en un  momento curioso, con el exsenador,  extesorero y exquiador del partido recién entalegado. Atrás quedan las defensas veladas o explícitas.

Unos pases, nada por aquí, nada por allá, como esperando que la memoria de pez se apropie de la opinión pública.

Es la política del cerrojazo, un no se hable más, o más bien un no pregunten más.  Otra reedición de aquel “todo es falso, salvo alguna cosa