EntizarMadrid

071114-tiza-madrid

El absurdo en la protección de lo público (para según qué tipo de uso) no tiene límites.

El ilustrador David Peña, Puño, se encontraba el jueves 6 de noviembre con un grupo de unos 10 alumnos (adultos de unos 20 años) en la Plaza de los cines Luna en Madrid realizando una actividad cuando fueron interrumpidos por la visita de unos agentes de la policía municipal.

Su “delito”, dibujar con tizas en el suelo, le advierten que puede ser acusado de “apropiación indebida o uso privado de un espacio público”.

Unos dibujos en el suelo, que desaparecerían en unas horas con la simple acción de los pies de los peatones fueron suficiente para que Puño tuviera que hacer una visita a la comisaría. Se desconoce si la denuncia será finalmente tramitada.

Las ciudades están invadidas por todo tipo de mierdas publicitarias permanentes sobre las que los ciudadanos no tienen ninguna capacidad de control, se venden hasta los nombres de  estaciones y plazas, pero basta unos cuantos trazos de tiza en el suelo para que aparezca la autoridad a recordarnos que no se puede tomar la calle, que es de todos y que como máximo se autoriza a pisarla.

Como era de esperar, pronto se sucedieron las reacciones, después algunos se han sumado a un llamamiento para salir a la calle armados de tizas y recuperar el suelo por un rato para dejar más dibujitos en él. Puedes seguir la acción en #EntizarMadrid

Algunas fotos del día en cuestión.

punio-calle-2

Puño intentando demostrar a un agente que la tiza no es permanente. Foto: Celia Miau

isolda

Puño hablando con los guardianes del suelo. Foto: Isolda Sáenz

tiza-acera

Detalle de la terrible agresión  al pavimento madrileño. Foto: Puño

Y tampoco pueden faltar las viñetas, como debe ser.

tiza-ferran

Viñeta de Ferran Martín  — @ferranmartin

laratagris

Viñeta de La Rata Gris – @LaRataGris

carlos-hebles

Viñeta de Carlos Hebles  —@carloshebles

De aperitivo, un vídeo.

Calle from Jorge Fernandez Cuadal on Vimeo.

 

Esa pobreza

Hoy se celebra el Día de Acción Blog, la edición de 2008 hace una llamada a que escribamos sobre la pobreza.

Puedes inscribir tu blog en la página de la acción para que sea listada junto a blogs de todo el mundo que participarán durante el día de hoy, un código se encargará de rastrear tu acción.

No es la primera ni creo será la última vez que escriba o dibuje algo sobre  la verguenza que nos debería dar que hayamos llegado a pensar que la pobreza es natural y necesaria para el “equilibrio” mundial.

Por esto no escribiré sobre esa pobreza que todos tenemos ya asumida como unas imágenes de apenas  unos minutos de miseria y moscas en un informativo de sobremesa, hablaré de mi pobreza, de la tuya, que no es más que la falsa sensación de bonanza europea, progresista y triunfal.

Nuestra pobreza es como cualquier otra, es la pobreza con la que nos amenaza cada día el salario mierdoso, la que nos garantiza el capital hipócrita que nos mira muy atento pero no ve personas.

La pobreza que se esconde tras los colorines de la publicidad, esa pobreza, la mía , la tuya.

La que nos espera en cualquier esquina y nos obliga a someternos al teatrillo diario, a arrastranos entre reptiles con la cabeza bien baja y las ideas olvidadas en sótanos, archivadas en carpetas con la etiqueta del inmovilismo, olvidadas y empolvadas de conformismo.

Esa pobreza, la tuya, la mía, pobreza camuflada con el tunning del falso bienestar construido de escayola y pintado con témperas.

Mi pobreza, tu pobreza, esa que se consuela con la de África, la pobreza del tonto, esa que nos engaña.

Esa pobreza.

Relacionado: Una historia curiosa
….
..
.