Ondas de odio

Luis del Val

Viñeta del 6 de enero de 2018 en CTXT

No hay entrada de año que no traiga aparejada la tradicional polémica sobre alguna bobada de una cabalgata. Siempre de Madrid, claro (capital del provincianismo periodístico) o de uno de sus barrios. Este año le ha tocado a Vallecas.

El que se ha llevado el primer premio de 2018 al más homófobo y mezquino ha sido Luis del Val con sus versos gañanes en COPE, que remató con un eructo con olor a naftalina, ajo, coñac y puro de “maricones de mierda“.

Pero en la cadena de los obispos no estaban por la labor de relajar el tono o de distanciarse de los gargajos de sus colaboradores .

Otro que se dice periodista se arrimó a la piara de la cutrancia para fantasear con lo de agacharse, convencido de que los gays, como única misión,  van por ahí como locos ensartando a efebos como Fernando Jáuregui.

 “Una naumaquia era, te digo la verdad (en referencia a la lluvia). Por lo menos no he ido a Vallecas, que creo que allí no había quien se agachase a coger caramelos” . (Fernando Jáuregui, 2018)

Cualquier animal, incluyendo insectos, podría hacer un mejor y más digno trabajo que el que hacen estos necios.