Línea editorial

Viñeta del 14/10/2017 en CTXT

El procés se lo come todo, cada día.

Anoche me fui a dormir entre olas de noticias de los fuegos en Portugal, Asturias y Galicia y cuando desperté esta mañana, el procés ya las había apagado.

Las anecdoticias se lo tragan todo, incluso los movimientos, supuestamente importantes, del cansino cruce epistolar de besugos entre Rajoy y Puigdemont.

No hay día sin un titular incendiario, tonticia con tontolar sobre la salida de tiesto del político bocas de turno y los habituales pedruscazos editoriales. Y entre historietas de conspiraciones rusas y llamamientos a abrazar la bandera, va pasando el día.

Otros que tal bailan son los muchachos de Antena 3, que salieron a la calle a cazar a algún catalán que confesara a cámara que se estaba atiborrando de pastillas porque se le había ido la chorla de tanta incertidumbre política y económica a cuenta del procés  y poder mostrar su particular e imaginaria realidad de minuto y medio.

Después buscaron algunos personajes intercambiables que sirvieran para contar historias distintas y el panorama apocalíptico del día ya estaba montado.

En dos pestañeos nos habremos olvidado, llegará el día en eso que llaman actualidad dure cinco segundos, con suerte.

 

Modélica transición

Viñeta del 11/10/2017 en CTXT

Uno de los comentarios más habituales cuando aparecen los fascistas dando garrotazos como monos es que son tres o cuatro. Algunos medios también colaboran en este posmoderno suavizamiento del fascismo.

No son tres o cuatro, se agrupan en colectivos de cientos y están en cualquier ciudad y pueblo. Son la herencia de una “modélica” transición que no quería complicarse mucho la vida cabreando al espectro de grupos que simpatizaban con los vencedores. Así es como se normalizaron en supuestos patriotas reconvertidos en demócratas fascistas, orgullosos de serlo.

Ahora, la extrema derecha de siempre, con todos sus subgrupos fascistas, nazis, neonazis, renazis y demás collas de violentos carentes de córtex están aprovechando la movida catalana para demostrar que siguen aquí, que nunca se fueron.

Irse caliente

Viñeta del 08/10/2017 en CTXT

Sentencia 

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha condenado al Estado español por la práctica ilegal de dos ‘devoluciones en caliente’ en la frontera de Melilla.

El tribunal considera que el 13 de agosto de 2014 se devolvió a Marruecos a dos inmigrantes que habían saltado la valla de Melilla sin ser identificados, lo que se conoce como “devolución en caliente”, y que “supone una expulsión de carácter colectivo”, contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La sentencia, que no es firme, y puede ser apelada, establece que los dos demandantes, N.D. de Mali y N.T. de Costa de Marfil,  deberán ser indemnizados con 5.000 euros cada uno.

El fallo indica también que los demandantes fueron expulsados inmediatamente, “sin que antes tuvieran acceso a intérpretes y a una asistencia jurídica que les informara de las disposiciones pertinentes del derecho de asilo o de los procedimientos contra su expulsión” y que  “fueron privados de toda posibilidad de recurso”, que les hubiera permitido tener acceso a una autoridad judicial y “beneficiarse de un control atento y exhaustivo” de su demanda antes de su devolución.

El Gobierno español, que ha negado estas devoluciones en caliente más de una vez, intentado regularlas incluyéndolas en su legislación, a través de la figura del “rechazo frontera, incluida en una disposición de la Ley de Seguridad Ciudadana, que supuso una reforma de la Ley de Extranjería en 2015 .

(*) Esto provocó que Nils Muiznieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa exigiera al Gobierno de España que frenara la legalización de las devoluciones en caliente asegurando que no cabían dudas de que incumplían la legislación de la Unión Europea y de la ONU y podría suponer un “precedente tremendamente negativo” para toda la UE. (*) Gabriela Sánchez en Desalambre

“Sería el principio del fin del sistema de asilo comunitario”, aseguró Muiznieks en 2015

Relacionado. De la negación hasta la condena judicial: 15 años de devoluciones en caliente en España

 

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cada día?