Eaten Fish, un dibujante en el infierno de Manus

Eaten Fish

Viñeta de Rod Emmerson @rodemmerson. Auckland  (Nueva Zelanda)

 

El caso de Ali, “Eaten Fish,” fue descubierto y difundido por el dibujante australiano Andrew Marlton, conocido como “First Dog on the Moon” que lo contó en formato de historieta en The Guardian Australia.

“Eaten Fish” es el alias de un dibujante iraní de 24 años  llamado Ali, está detenido en el campo de la isla de Manus desde hace 3 años.

Según las leyes australianas, cualquier persona pillada intentando llegar al país en barco terminará en estos campos situados en la isla de Nauru, en el Pacífico Central, a 4.000 km, o en la isla de Manus, en Papúa Nueva Guinea, a 3.000 km de Melbourne.

El Gobierno australiano  los llama con cinismo “centros de detención de solicitantes de asilo” y , como ya ha asegurado, en ningún caso se les permitirá establecerse en Australia. Así que eso de “solicitantes de asilo” es un recochineo.

Se les encierra  en condiciones de mierda sin que sepan fecha alguna de nada y los van hacinando durante meses o años. Y ahí se quedan de forma indefinida. Uno de los muchos problemas a los que se enfrentan los detenidos es la falta de atención a la salud mental.

Foto: RAC Victoria

En 2016, The Guardian desveló las condiciones infrahumanas en las que se encuentran los detenidos en Nauru publicando  2.000 informes filtrados  que recogen distintas violaciones de los derechos humanos cometidas por el personal de seguridad del centro entre 2013 y 2015.

Informes de Nauru

Free The Children Nauru

Dibujantes piden la ayuda para “Eaten Fish”

En julio de 2016, dibujantes australianos se unieron para pedir ayuda para el artista iraní y crearon esta webEn ella se pide que sea llevado a un lugar seguro en el que pueda recibir  tratamiento especializado para sus enfermedades.

Ali, que padece TOC y TEPT, fue agredido sexualmente en enero, desde entonces no ha dejado de sufrir el acoso sexual de los guardias, otro personal y de algunos detenidos. Esto ha ido agravando sus graves problemas de salud mental.

“Eaten Fish”, que estuvo  bajo vigilancia las 24 horas y permanecía en la Zona Verde (aislamiento) del campo de detención, aseguró que el acoso no cesó y que su estado de salud seguía deteriorándose.

El sábado 27 de agosto de 2016 CRNI (Cartoon Rights Network International) anunció que ortorgaba el premio “Courage in Editorial Cartooning for 2016” a “Eaten Fish”.

Ali no es el primer dibujante que pasa por centros de detención de Australia.

Mahmoud Salameh es un refugiado palestino de Siria que estuvo detenido en campos de detención de Australia durante 17 meses.

Salameh, dibujante animador y diseñador gráfico que reside en Sydney, trabaja para Siria, Líbano y Australia, así como para periódicos árabes y revistas como Al Safir y Al Adaab.

Septiembre 2016. Una de las muchas protestas en la entrada del campo de Nauru. Foto: RAC Victoria

La historia de Ali es sólo una más de las 800 desconocidas de los regufiados que se enfrentan a un futuro incierto con el cierre del campo de Manus.

 Behrouz Boochani , de 33 años, periodista kurdo, que ha trabajado para varios periódicos iraníes. Abandonó Irán por sus opiniones políticas. El 17 de febrero de 2013, miembros de la Islamic Revolutionary Guard Corps (IRGC) saquearon sus oficinas en Ilam y detuvo a 11 de los colegas de Boochani. Seis de ellos fueron encarcelados.

Sigue trabajando como periodista desde el campo de Manus y es un colaborador habitual de publicaciones en Australia y en el extranjero. Boochani en Twitter.

 

 

Mehdi Savari, de 31 años, es un actor árabe ahwazi que huyó de Irán, trabajaba con distintos grupos de teatro participando en actuaciones en lugares públicos por todo el país. También es conocido por haber sido presentador de un programa de televisión para niños.

Huelga de hambre

El 31 de enero de 2017, Ali “Eaten Fish” inició una huelga de hambre. Varias organizaciones, como  ProCartoonists.org (UK professional cartoonists) movilizaron a sus autores para que dibujaran en solidaridad con Eaten Fish.

Alí  puso fin a su huelga de hambre el sábado 18 de febrero de 2017 asegurando que empezaba a tener ideas suicidas.

Voy a empezar a comer y a terminar con la protesta. Quería continuar, pero la huelga de hambre se está convirtiendo en algo más que no quiero que suceda. Me he vuelto loco y quiero suicidarme, no puedo dejar de pensar en matarme. No quiero suicidarme,  pero no puedo parar mis pensamientos,  tengo miedo de que me mate por mi propia mano antes de que la huelga de hambre lo haga.

Necesito seguridad… protección… no quiero morir. Ahora sólo peso 46 kilos, no quiero que me hagan sufrir más. Necesito ayuda y necesito seguridad y necesito un tratamiento adecuado. Necesito seguridad y paz más que comida, necesito mis derechos y seguridad, necesito protección.

 

Foto: Christina Coombe

 

España tiene el honor de estar relacionada con estos garitos, ya que los centros de Manus y Nauru están gestionados por la compañía australiana Broadspectrum, que desde mayo de 2016 pertenece a la constructora española Ferrovial.

En abril de 2016, Ferrovial anunció que “dichas actividades no formarán parte de la oferta de servicios de Brodspectrum en el futuro”. Desconozco si finalmente ha sido así. (Comunicado -PDF)

Asutralia ya ha anunciado que cerrará el campo de Manus donde aún siguen retenidas unas 800 personas, pero no por iniciativa propia. En abril de 2016, el Tribunal Supremo de Papúa declaró este centro ilegal. El campo de Nauru seguirá abierto.

Eso sí, nadie sabe la fecha del cierre ni cual será el destino de las personas de Siria, Irán, Pakistán o Afganistán que se encuentran encerradas en Manus.

Relacionado:

humor-apuros