El club de la boya

cisterna

Estoy convencido de que tras la publicación de este texto voy a tener que pasar el resto de mi vida escondido, pero  no se puede callar para siempre.

Además un blog es para eso, para destapar escándalos y actos delictivos.

El club de la boya existe y la primera regla del club de la boya es que nadie habla  sobre el club de la boya.

Hoy mientras fregaba los platos, que jamás se acaban, y como sólo se necesita una parte mínima del cerebro para hacerlo, al tiempo que volvía a  escuchar el sonido del jodido chorrillo procedente del cuarto de baño he recapacitado y he llegado a la conclusión de que es el momento de descubrir la trama de los fontaneros.

A lo largo de mi vida en todas las casas en las que he vivido he tenido que soportar todo tipo de fallos en la cisterna del water, de nada ha servido comprar todas las piezas y sustituirlas.

La conspiración de los fontaneros está en su silencio, pensarán que esto es absurdo pero piénselo bien. Un fontanero nunca le explicará cuál es el fallo exacto de su cisterna.

Como mucho le dirá eso tan manido del “nada, esto-es-de-la-boya

bola-anime¿Cómo es posible que un miserable cacho de corcho pueda provocar un martirio y avería permanente de tal magnitud e imposible de solucionar?

Nunca le revelarán el bug secreto, creado por ellos mismos, que hace que todas las cisternas tengan piezas que no encajan (4) como esas varillas (3) que se arquean a su rollo sin posibilidad de domarlas.  O esas juntas (2) y tornillos(1) que se desgastan y deforman a las pocas semanas de cambiarlas por nuevas.

Los fontaneros españoles se reunieron con los fabricantes de cisternas en una ciudad indeterminada de un país asiático a mediados de los 50 y allí sentaron las bases de lo que sería el club de la boya, desde entonces sufrimos goteos, chorrillos, ronquidos guturales de agua con temblores extraños a cualquier hora del día, la noche y madrugada.

Los fabricantes se comprometieron con los fontaneros a producir los componentes de las cisternas comunes de materiales mierdosos, que se degradaran con el agua, la cal y los efluvios del zurullo. Los fontaneros, por su parte, pactaron seguir usando sus recambios y jamás proponer mejoras en los mecanismos con lo que crearon un floreciente mercado en torno a la cortina de humo de la boya, fue el filón de los plasticuchos, juntas y tornillos.

boyita-boyaEn aquella reunión se cerraría además el pacto de silencio que bautizaron con el nombre en clave de:  “esto-es-de-la-boya”

La cisterna que tengo ahora es de las peores, tiene una boya inteligente que seguro tiene programado el tiempo que tardo , tras orinar, en pillar el primer sueño, además ha estado toda el invierno obligándome a levantarme en las noches mas frías.

Y no es un goteo de esos de perforar neurona , no. Se trata de unos retemblores con vibración de aguas subterráneas emergentes acompañado de un ruido hueco y poderoso que te punza las terminaciones nerviosas y te patea todas las zonas erógenas.

Recuerdo una persona anciana que  aseguraba estar convencida de que el gobierno era el que preparaba los accidentes de autobuses de jubilados cuando viajaban a Benidorm con eso del Imserso, que tenía comprados a  los mecánicos que “aserraban” cosas para que se  rompieran a los pocos días con resultado de muerte para unos y de avería para otros para  hacerlos volver a su taller o a tener que ir cualquier otro.

Se puede concluir por tanto en que los mecánicos en secreta complicidad con el Imserso, tuvieron en algún momento  relación y contactos con el club de la boya y adaptaron su modelo de negocio.

Aunque me crié sin tecnología y estoy acostumbrado a fabricar, romper y reconstruir cosas, con las cisternas no ha habido cojones. El bug está tan bien  integrado en el todo que hace funcionar la cisterna que he llegado a la conclusión de que reparar una, para mí, es tan inalcanzable como conseguir tocar un piano y que suene alguna música reconocible.

050309-nacer-crecer-madurar

Ahora he de huir lo más rápido y  lejos que pueda porque enseguida el club de la boya se pondrá en movimiento, ellos siempre tienen  afiladas sus llaves de grifa  y me buscarán  para  darme estopa.

Como estoy seguro de que al final darán comnigo les dejo este informe secreto en custodia porque cuando me encuentren y conviertan en boya ya no lo necesitaré.

Evolución del flame callejero

torero

Foto: Ojovirtual 2007

Esta foto está fechada el 11 de julio de 2007, como se puede comprobar en el post que le dedicó  mi vecino en su blog, aunque por entonces  esas pintadas bien podrían llevar ahí  algunas semanas, puede que hasta algunos meses.

Más de dos años después no sólo siguen ahí, el muro se ha ido convirtiendo en todo una reunión de Hoygans, trolls y flamers con todos los ingredientes necesarios para ser considerado un auténtico flame callejero.

Lo que en principio fue una simple declaración a favor de los toros con una respuesta anarquista en contra ahora tiene chochos, pollas, fútbol,  nacionalistas, antifacistas, provocaciones y hasta  el de la frase clásica gracioseta que no falta en ningún hilo de discusiones con temas recurrentes …

De todo esto se desprende que los muros de las redes “suciales” tipo Facebul también están en la calle y que al que corresponda pintar la fachada se la suda.

Vea el estado actual del flame callejero en esta foto “panorámica”  (disculpen por las distintas luces de las fotos, cosas de la hora, el flash y el carnaval  )

flame-callejero

Click para ampliar (2542 x 490 px). Bienvenido a “la conversación” 😀

Curioso bicho de dos cabezas

imbecil-blog-468×80.jpg

libro6.jpg

Ya tengo el primer ejemplar de huMORAda, lo pedí (y aboné) a Lulu.com para comprobar que todo estuviera bien. Ha tardado 10 días en llegar.

La calidad es muy buena, la impresión es límpia tanto de portada (brillo) como el interior a todo color y sin errores gordos.

Pero este ejemplar de prueba es único, la contraportada ha desaparecido, en su lugar aparece la portada repetida y con una extraña numeración al filo. ¿Será un mensaje extraterrestre? ¿una regla gratis? ¿los pasos del chiki-chiki?

libro5.jpg

Encuentro otra gamba , mirando una a una las imágenes descubro que en Lulu los archivosque contienen la letra Ñ en su nombre (ya podrían avisar)   dan estos errores, lo arreglo pero me gusta, bien podría titularse 404 viñeta no encontrada.

libro7-x.jpg

Puesto en contacto a traves de la atención online de Lulu, se soluciona sin problemas solicitan que les envíe las fotos del problema y envían otro sin coste alguno y sin tener que devolver el defectuoso.

Enviadas las fotos me dicen que todo ha sido error mío y que la contraportada era la que yo había puesto, primera evasiva.
De la números extraños en el filo no dicen nada, segunda evasiva también me avisan de un archivo corrupto, el que contenía una Ñ (ya podrían avisar en su FAQ de esto, que las leí tres veces)

Valoración general de Lulu.com: 6 “raspao”.

Buena atención online, rápida y en castellano pero su sistema de fabricación del proyecyo y el ajuste y forma de ordenar las imágenes subidas por ftp es simplemente defectuosa y lenta.

Tres personas que intentaron comprarlo no pudieron llegar a abrir el sitio para terminar la compra, la página, en general, falla bastante.

Hoy voy a empezar a maquetar el mismo libro en Bubok , recientemente inaugurado, para hacer una comparativa y quedarme con el mejor para vender el libro.

Este extraño espécimen de dos cabezas se quedará en casa dentro de un bote con formol como bicho único de colección.

fran-ban-468.jpg


Papel, papel

imbecilvota.jpg

El papel no pierde su encanto y sigue teniendo ese componente de sorpresa sobre todo cuando llega por correo, en el buzón he encontrado este autopublicado por el colega  Malagón, pieza única, tanto el librito como el dibujante 😀

Malagón ofreció en su blog a los amigos unos cuantos ejemplares de esta publicación con prólogo de Idígoras y Pachi

Ya he procedido al envío de otro montón de hojas en justo y agradecido intercambio.

malagon5.jpg

El otro papel que llega es en formato catálogo, el resultante de la exposición itinerante dibujantes por la igualdad de género que en marzo se volvía a “colgar” en la Real Casa de Correos de Madrid

Un catálogo  impreso en papel brillo de gramaje muy generoso con detalles naranjas y plateados en su maquetación.

portadaigualdad.jpg

boligan.jpg