El diario Elko Daily se disculpa por un chiste sobre Trump

El diario Elko Daily se disculpa por un chiste sobre Trump

El diario “Elko Daily Free Press” de Nevada publicó esta viñeta de Jeff Stahler el pasado 30 de octubre.

En la imagen se puede ver a tres niños. Van disfrazados rollo Halloween y visitan una casa para el tradicional “truco o trato”. Entre ellos, uno disfrazado de fantasma con capucha puntiaguda.

La mujer los mira y dice:

“¡Qué lindo! … ¡Una bruja, un vampiro y un partidario de Trump!”.

El periódico se disculpó públicamente ante los lectores que se sintieron ofendidos. Estas personas hicieron llegar al diario sus quejas argumentando que la viñeta presentaba a los partidarios de Trump como racistas.

La disculpa llegó en forma de  editorial publicado el 30 de octubre, (no visible desde Europa, debes usar VPN) (Captura)  y titulado “¿Truco o trato? Los lectores no ven humor en la viñeta”. El diario empieza defendiendo el trabajo de Stahler, al que le otorga el beneficio de la duda en la intención, pero admite entender que los lectores hayan hecho esa interpretación, por lo que se disculpa.

 

“Si bien no podemos pretender interpretar la intención del artista, tampoco podemos ignorar la reacción abrumadoramente negativa que recibió su trabajo, y lamentamos haber publicado una viñeta que tantos lectores encontraron ofensiva”.

 

En el texto se recuerdan casos como el de Rob Rogers y el de António Moreira y tampoco pasa por alto las “simpatías” de miembros del Ku Klux Klan por Trump.

“El periódico oficial del Ku Klux Klan apoyó a Trump en las elecciones de 2016, y el contexto racial volvió a surgir la semana pasada cuando Trump describió su impeachment como un “linchamiento”.

 

“Cuando se trata de temas delicados como la raza y la religión, los dibujantes políticos a menudo se debaten sobre por dónde trazar la línea. Si bien la reacción a la viñeta sobre Halloween ha sido extremadamente negativa en Elko, a la gran mayoría de los lectores que publicaron comentarios en Facebook les gustó. Aunque esa popularidad no la hace adecuada para el consumo de todos.

Nuestros lectores han dejado claro que esperan más discreción por nuestra parte.”

 

Y cierra su texto con un aviso. Nota que considero un remate bastante cagón como broche final porque parece relacionar el chiste en cuestión con un posible “delito” de odio.

“No podemos prometer que no aparecerán más viñetas anti-Trump, a un año de las elecciones, pero nos comprometemos a hacer un mejor trabajo para clasificar las que recurran al odio como  intento de hacer humor”.

Al menos esta vez ningún dibujante ha salido herido, manteado o despedido. Algo es algo.

Relacionado, más de 130 casos en todo el mundo:

humor-apuros
 

 







Post relacionados

Comentar