El PP y la Memoria Histórica

El PP y la Memoria Histórica

       

Viñeta del 06/02/2019 en CTXT

Una década después de la infame actuación del entonces presidente de Nuevas Viejentudes del PP y ahora presidente del mismo partido, Pablo Casado, la senadora Esther Muñoz de la Iglesia ha confirmado lo evidente, para el peperismo de nueva ola eso de «los huesos» y las fosas sigue siendo cosa de progres trasnochados y ahora de derrochadores.

 

 

Muñoz insistió en que no había dicho lo que había dicho apelando a eso tan socorrido del contexto:

«Mis palabras están sacadas de contexto, no me refería a los huesos de las cunetas sino a Franco»

Muñoz ha intentado convencer a todo el mundo de que no se refería «a los que están en las cunetas», sino al proyecto de sacar a Franco del Valle de los Caídos, pero los gastos de la exhumación del del culo blanco ni se acercan a los 15 millones de los que habla, sacarlo del Valle sale muchísimo más barato.

Y por supuesto, de disculparse nanai.

Esther Muñoz ya había dejado claro en 2018 lo que opina sobre estas minucias, cualquier pasaje de la historia anterior a su nacimiento no va con ella.

«Con 33 años que tengo, la exhumación de Franco ni me va, ni me viene».

 



 

No reabrir heridas, que se mueran los muertos

En el PP siempre han tenido un problema a la hora de tratar esa tontería de nada de los restos de miles de personas asesinadas que hay por ahí perdidos en fosas. Los argumentos son los de siempre, que se ha politizado la memoria histórica y que se llevan subvenciones. Que hay que pasar página, ya saben, lo de no reabrir las heridas y blablabla…

Esto no es más que un conjunto de excusas fabricadas para seguir negando, más bien enterrando, sus raices franquistas. Una mezcla de quidistanciae e incluso simpatía (nostálgicos los llaman algunos) para presentarse como un partido moderno y que mira al futuro sin rencores. Pasteleo puro y duro, esta postura encierra una de las más retorcidas prácticas, la de dejar que el paso del tiempo vaya deshaciendo la historia.

Ese rollo de que no hubo vencedores ni vencidos no es más que una forma de decirle a los olvidados que lo mejor es seguir olvidándolos. Lo que sucede aquí con la historia es absurdo y cruel y no es la primera vez que nos dan el toque por ello, el Consejo de Europa ya regañó a España por abandonar a las víctimas del franquismo, incluso la ONU nos recordó lo mal que lo estamos haciendo.

En Andalucía, PP, Ciudadanos y Vox se han cepillado la ley de Memoria Histórica para convertirla en algo que llaman «ley de concordia» y Ana Gil Román, diputada de Vox que preside la Comisión de Memoria Histórica, ha tenido que borrar sus tuits simpáticos sobre Franco y el poemita a Primo de Rivera porque ellos no son fachas. Y tal.

No importa lo que hagan estos falsos «demócratas», siempre habrá personas justas que consigan dinero y recursos humanos suficientes para honrar la memoria de las víctimas.

 



Post relacionados

¿Algo que decir?