en Viñetas

El dibujante Steve Bell niega acusaciones de antisemitismo en una viñeta rechazada por el diario The Guardian

El diario The Guardian rechazó publicar esta viñeta de Steve Bell, fechada el miércoles 7 de junio, que criticaba el asesinato de la enfermera voluntaria palestina Razan al-Najar por un francotirador del ejército de Israel el pasado 1 de junio.

La viñeta presenta a Theresa May sentada junto al presidente israelí Benjamin Netanyahu frente a una chimenea, dentro está ardiendo Razan al-Najar. Esta escena corresponde a una reunión reciente entre ambos mandatarios.

Según unos correos filtrados, la viñeta fue censurada por The Guardian, que al parecer se negó a hablar con Steve Bell, tirando  de las habituales acusaciones de “antisemitismo”.

En dos correos electrónicos enviados a algunos periodistas, y que reproduce el HuffPost UK, Bell afirmó que había sido “injustamente traicionado”. Tras las críticas de la editora del periódico, Katharine Viner, el dibujante negó el uso de mensajes antisemitas.

“No puedo entender la crítica de la viñeta en la que ya se empieza a hablar de ‘estufas de leña’, ‘hornos’, ‘holocausto’ o cualquier otra tontería relacionada con los nazis. Eso fue lo último en mi mente cuando la dibujé, no tenía intención de combinar los temas del asesinato masivo de judíos europeos y Gaza”.

Es una chimenea frente a la cual siempre se retrata a los visitantes VIP de Downing Street (vea la página 12 del Times de hoy), y la figura de Razan al-Najar está ardiendo en la chimenea. Es una fotografía muy conocida de ella, que se está convirtiendo en un ícono en todo el mundo árabe y la quema es, por supuesto, simbólica. Está muerta, fue tiroteada y asesinada por las FDI mientras hacía su trabajo como médica.

La caricatura es sensible, no es de mal gusto, ni irrespetuosa, y ciertamente, no contiene tropos antisemitas. Debería haber sido publicada tal como está, pero si todavía te obstinas en que no se debe publicar, entonces me siento en la obligación de tratar de rescatar algo de este fiasco”.

Steve Bell (1951) dibuja para The Guardian desde 1981.

El antisemitismo ha sido siempre el comodín para intentar silenciar cualquier crítica, sátira u opinión, aunque no exista ninguna intención de difundir prejuicios o mensajes de odio hacia los judíos.

El pasado 15 de mayo, un diario alemán despidió a su dibujante acusándolo de “usar  estereotipos antisemitas en una viñeta”.

Gracias a Samuel por el aviso.

Relacionado, más de 100 casos por todo el mundo:

humor-apuros

1
Comentar

avatar
3000
1 Hilo de comentario
0 Hilo de respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más actividad
Hilo de comentarios más popular
1 Autores de los comentarios
Loam Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuevos Antiguos Más votados
Loam
Visitante

Grrrrrrr!!!… Todo el que no sea pro-sionista es antisemita… grrrrrr!!!