en Viñetas

“Un viñetista debe poder trabajar sin ninguna inhibición”

Viñeta publicada en el diario Dinamalar en 2013 y denunciada por difamación.

Los viñetistas indios tienen que andarse con mucho ojo a la hora de hacer chistes sobre ciertos temas, sirvan como ejemplo los casos de  Aseem Trivedi,  Swathi Vadlamudi y  Durga Malathi,  G.Bala, Inturi Ravikiran  o  Kanika Mishra.

Ahora, una sentencia (PDF) publicada el 5 de abril sobre un caso de 2013 añade un poco de cordura para equilibrar la balanza.

“Un viñetista debe poder trabajar sin ninguna inhibición”

Así de rotunda es la conclusión de esta sentencia de la Corte Suprema de Madras, que resuelve y cierra el caso de una demanda por difamación presentada hace cinco años contra el diario Dinamalar y su viñetista “Karna“, por la publicación, el 7 de enero de 2013, de un chiste que retrataba a los miembros del partido DMK como monos.

 

 

 

La imagen juega con el cuento popular infantil “The Cap Seller and The Monkeys“, una fábula que se cuenta a los niños indios desde hace generaciones. (Cuento en español)

La sentencia, además de hacer un interesante repaso por distintos casos en India y otros países, concluye que en la viñeta no hay nada intrínsicamente difamatorio.

“Un lector normal de periódicos, acostumbrado a las viñetas, simplemente se reiría. De hecho, el objeto mismo de la caricatura es producir tal efecto en el lector.

Sin duda, los miembros del partido han sido satirizados, pero, definitivamente, esto no produce entre el público la sensación de menoscabo de su imagen. Si se tiene en cuenta la moraleja de la historia, la viñeta se podría considerar un cumplido para el presidente del partido por su sagacidad.

Sin duda, la ley tiene que defender a aquellas personas que se sientan difamadas, pero la ley prevé que sea ante casos razonables  y no para aquellas personas susceptibles e hipersensibles como el demandante.

Un dibujante debe poder trabajar sin ninguna inhibición. No debe estar bajo la presión de ser perseguido mediante un proceso penal por su trabajo. Por supuesto, este tribunal no sugiere que un dibujante pueda hacer lo que le plazca”.

El dibujo en este caso es una representación pictórica de un tema de importancia pública. No hay nada intrínsecamente difamatorio en dicha viñeta “.

El juez también aprovecha para soltarle al denunciante un guantazo de coherencia.

“El tribunal también recordó al demandante que el presidente de DMK, M.K. Stalin, había condenado el año pasado el arresto del caricaturista G. Bala diciendo que era contrario a la libertad de expresión. Este tribunal opina que el demandante debería inspirarse en su líder”

La sentencia también incluye una curiosa reflexión y defensa del honor y dignidad de los animales, también de los monos, y en particular de Hánuman, el dios mono. 😛

Queda pendiente la traducción de la viñeta porque no he podido encontrar a un colega que pueda traducir el tamil..

Relacionado, más de 100 casos en otros países.

humor-apuros
Una pila de documentales sobre dibujantes.

Comentar

Olvídate del spam, esto no es tablón de anuncios

Tu primer comentario quedará en moderación. Los siguientes hechos con el mismo correo se aprobarán automáticamente.

avatar
3000