en Viñetas

Varias organizaciones denuncian mensajes de odio e incitación a la violencia contra un líder sindical por una viñeta

En Argentina ha causado cierto revuelo esta viñeta publicada el sábado 3 de marzo de 2018 en el diario Nuevo Día de Coronel Suárez, una publicación de poca tirada de una pequeña ciudad del centro-sur de la provincia de Buenos Aires que se imprime tres veces a la semana y con una línea editorial de extrema derecha.

La viñeta ha sido repudiada y considerada como una incitación a la violencia por sindicatos, docentes y algunos dirigentes políticos.

En la imagen, una mano con una pistola apunta a la cabeza del sindicalista Roberto Baradel,  secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA)

Se supone que el texto de la viñeta, firmado por alguien llamado José L. Degele y con dibujo de “Yapito” (del que no he encontrado referencias) intenta un juego humorístico con la denominada “cláusula gatillo” y está relacionada con la huelga de profesores.

La “cláusula gatillo” ajusta automáticamente los sueldos en caso de que la inflación supere la cifra pactada, una medida que se incluyó otros años y cuya ausencia los gremios creen que refleja que el aumento de precios será superior al 15 % previsto.

Una viñeta torpe

Creo que la viñeta es una cagada por su resolución chusca y facilona, un error torpe de aficionado mediocre que ni siquiera da como resultado un chiste tonto.

Se entiende que no le han dado ni una vuelta para buscar un chiste o mensaje sátírico. Si pretendían que fuera un ejercicio de humor negro han optado por una escena que no esconde ningún otro recurso humorístico que una ejecución. La única carta que les queda es la del sentido metafórico.

Alguien que no sepa de qué va el asunto de la “cláusula gatillo” no sólo no la entenderá, sino que no podrá encontrar otra lectura que la del disparo en la cabeza a un sindicalista. A partir de ahí no es de extrañar que muchos hayan visto mala intención en el mensaje.

Otro ejemplo, esta vez explícito, de “golpear o disparar hacia abajo”.

Como muchos recuerdan, Baradel ya había recibido amenazas anteriormente, en 2016 y en plena paritaria ( comisiones especiales integradas por representantes sindicales y empresariales para la discusión de, entre otras cosas, el salario mínimo), su hija recibió un correo electrónico donde le decían que su padre debía firmar el aumento salarial con un techo del 25% propuesto por el Gobierno, 0 ella y sus hermanos “van a ser boleta”.

La opinión de la organizaciones sindicales

 

La titular del SUTEBA de Coronel Suárez, Ana María Schweitzer, alertó que la publicación fue realizada muy poco después de que el sindicalista recibiera amenazas de muerte a principios de 2018

“Es un periódico que aparece tres veces por semana y es muy poco comprado. Siempre tuvo una editorial de extrema derecha, pero nunca antes había aparecido algo de tanta violencia. Es muy bruta la forma de comunicar en plena paritaria y en democracia. Creo que esto estuvo pensado de forma adrede”.

SUTEBA emitió este comunicado y no descartaron iniciar actuaciones ante la justicia :

¿Por qué creemos que es apología del delito? Porque tiene claros fines políticos, propios de emergentes dictatoriales que, amparándose en la vapuleada “libertad de expresión”-un valor netamente democrático y del cual carece el conocido comerciante suarense-, instiga y promueve abiertamente a la violencia.

La viñeta no refleja la “vida a través de la imagen”, por el contrario, es la viva expresión del odio de clase que tiene un sector de la población, no sólo en la ciudad de Coronel Suárez, sino en toda la Argentina, dirigido especialmente hacia el pueblo trabajador. Por todo esto, consideramos que la “bala” que apunta al profesor Roberto Baradel es una acción más que se suma a una serie de amenazas dirigidas a su persona y a sus familiares, nunca investigadas por el gobierno actual, y que siempre se intensifican en momentos de las negociaciones paritarias.

Este humorista debe saber que el Secretario General del Suteba Provincial, Roberto Baradel, fue elegido democráticamente en 2017 y representa a miles de docentes, no se representa a sí mismo y no va al paro para obtener beneficios personales, sino que lo hace en nombre de miles de trabajadores de la educación que históricamente hemos clamado por nuestros derechos laborales y un salario digno, manifestándonos pacíficamente en marchas, nunca con una pistola a la cual alude la viñeta.

No pretendemos que el señor José Luis Dégele comprenda qué significa la democracia y la libertad sindical, ni la lucha por los derechos de los trabajadores, sí esperamos que reconozca que cuando alguien tiene un posicionamiento político diferente, nosotros, los sindicalistas, lo dirimimos con argumentos, jamás con una pistola, aunque el mismo gobierno que la redacción del periódico apoya haya sido quien incorporó el término “cláusula gatillo” en la paritaria del año 2017.

Hoy, los docentes somos Roberto Baradel. Le decimos NO a las balas de un humor que encubre violencia”.

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) de Buenos Aires, donde Baradel es secretario general, rechazó la publicación considerando que “hace un llamamiento al ajusticiamiento” del líder sindical.

“Este cobarde mensaje con tintes mafiosos muestra la desesperación de ciertos sectores por terminar con un modelo sindical de lucha y resistencia, que con dignidad y convicción no se doblega ante los constantes ataques, las persecuciones y las amenazas. No pudieron y no van a poder arrodillarnos ni van a encontrar a un Baradel indefenso, sus compañeras y compañeros no lo vamos a permitir”.

Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTRA ) anunciaron que iniciarán acciones por la vía penal contra el diario que publicó la viñeta.

En una entrevista en FM Cielo, Baradel dijo que, por recomendación del CELS y de abogados de derechos humanos, “se va a hacer una denuncia por apología del delito porque intentan meter miedo con esa caricatura”.

 

Relacionado, más de 100 casos por todo el mundo.

humor-apuros

Comentar

avatar
3000

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.