en Viñetas

Erdogan y su guerra permanente contra las viñetas

Viñeta de abril 2016 del holandés Oppenheimer que no le gustó a Erdogan

Erdogan tiene un problemón con las viñetas, será recordado, entre otras cosas, por sus persecuciones a artistas y a todo lo que se mueva. El presidente de Turquía se emplea a fondo para denunciar viñetas y que sea retiradas, aunque sean de autores extranjeros, lo que provoca que se reproduzcan como setas.

En su país lo tiene mucho más fácil, directamente persigue, multa, detiene y/o encarcela a cualquiera que se salga del redil, también a dibujantes, como le sucedió a Musa Kart y a algunos otros.

En esta ocasión le ha tocado el viñetista holandés Ruben L. Oppenheimer.

Twitter le comunicó que había recibido un requerimiento fechado el 6 de diciembre de 2017 por un par de tuits en los que aparecía su viñeta de 2016. La decisión judicial de la corte turca es que esos mensajes son un “insulto a Erdogan” y deben ser eliminados, por sus huevos morenos.

Twitter le advierte que aunque aún no han hecho nada al respecto, están obligados a atender la solicitud legal de retirada del contenido y que pueden ser obligados en el futuro por lo están estudiando las opciones de un recurso.

El dibujante no tiene intención de atender a la demanda del gobierno turco y el lunes volvió a publicar su viñeta de 2016 animando a que se comparta.

Las ya tradicionales reclamaciones legales (ver aquí,  aquí  y  aquí) con un chorro de direcciones que el presidente turco quiere capar suelen ir firmadas a su nombre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Clic para ampliar

 

humor-apuros

Comentar

Olvídate del spam, esto no es tablón de anuncios

Tu primer comentario quedará en moderación. Los siguientes hechos con el mismo correo se aprobarán automáticamente.

avatar
3000