en Viñetas

Ser/No ser Charlie

Charlie Hebdo

Portada del nº 1178 de Charlie Hebdo (14/01/2015) con dibujo de Rénald Luzier “Luz”, la primera tras el atentado del 7 de enero.

 

“El 7 de enero de 2015, dos hermanos, Chérif y Saïd Kouachi, entraron en la sede del semanario satírico Charlie Hebdo en París y asesinaron a doce personas. Entre ellas, ocho formaban parte de la redacción: cinco dibujantes (Wolinski, Cabu, Honoré, Tignous y Charb, director de la publicación), un corrector (Mustapha Ourrad), una psicoanalista (Elsa Cayat) y un economista antineoliberal (Bernard Maris, conocido como “Oncle Bernard”).

Las demás víctimas eran un periodista, invitado del semanario, Michel Renaud, un policía de élite y guardaespaldas de Charb, Franck Brinsolaro, el policía (musulmán) Ahmed Merabet y un empleado de una sociedad de mantenimiento, Frédéric Boisseau. Paralelamente un cómplice de los hermanos Kouachi, Amedy Coulibaly, ejecutó el día 8 a una policía municipal, Clarissa Jean-Philippe, y el 9 a cuatro personas judías en un supermercado kósher (Yohan Cohen, Yohav Hattab, François Michel Saada, Philippe Braham), antes de que la policía matara a los tres autores de las masacres.

El 11 de enero, numerosas marchas republicanas reunieron aproximadamente a 3,7 millones de personas en diferentes ciudades francesas. El 14, Al Qaeda en la Península Arábica (AQPA) reivindicaba el atentado del 7″.

Así arranca el artículo “Ser/No ser Charlie : secuelas inmediatas en la red” de Isabelle Touton, profesora titular del departamento de estudios españoles, hispano-americanos y méditerráneos de la Universidad de Bordeaux Montaigne (Francia) , un interesante texto de 26 páginas que se publica en el libro de Marco Kunz  “Catástrofe y violencia, Acontecimiento histórico, política y productividad cultural en el mundo hispánico”  de la editorial académica LIT Verlag (Alemania)

Viñeta del 7 de enero de 2015

 

Touton repasa de forma cronológica las inmediatas y masivas reacciones en la red y el nacimiento de la simbología asociada a lo que terminó conociéndose mundialmente como “Je Suis Charlie“, también se detiene para analizar algunas de las viñetas de humor gráfico, muchas de ellas de autores españoles, que se dibujaron durante esos días, los distintos enfoques sobre el atentado en estas imágenes y el papel de la sátira ante el terrorismo.

Además profundiza en la brecha que separó a partidarios y detractores de señalarse como “Je suis Charlie” y el nuevo sentido que adquirió este slogan fuera de Francia.

 

Viñeta del 8 de enero de 2015

 

 Ser/No ser Charlie : secuelas inmediatas en la red, en el libro de Marco Kunz (ed), Catastrofe y violencia. Acontecimientos violentos, politica y productividad cultural en el mundo hispanico, Zurich, Lit Verlag, 2017. (Leer en Academia.edu)

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cuando se publiquen?

 

Comentar

Olvídate del spam, esto no es tablón de anuncios

Tu primer comentario quedará en moderación. Los siguientes hechos con el mismo correo se aprobarán automáticamente.

avatar
3000
wpDiscuz