en Viñetas

Brevas #69

Encuentro de admiradores de Gila

Gila El sábado 15 de julio se celebrará un encuentro de admiradores de Gila en el Centro Social Autogestionado “La Enredadera” (Madrid), aunque las actividades empezarán el 8 de julio con una exposición de viñetas de distintos autores.

El encuentro nace tras el intento de este coletivo de cambiar el nombre de la calle”General Yagüe“, en recuerdo al militar franquista, por el de “Humor de Gila” coincidiendo con el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en lo relativo a la denominación de las calles homenajeando a figuras del franquismo. Finalmente ha terminado llamándose calle “San Germán“.

Más info del encuentro pinchando sobre el cartel o en la página de la organización

 

Trumpism

Ya se conocen los ganadores del International Trumpism Cartoon & Caricature Contest 2017 en el que se han presentado unas 1.600 viñetas de dibujantes de 76 países, entre los que se encontraban 10 españoles. Los premios van desde los 500 a los 1.500 dólares.

Se proponía a los autores dibujar sobre la relación de Donald Trump con el racismo, la immigration, el muro, los medios de comunicación, las mujeres y Twitter.

El cartel ya invitaba a la provocación por usar un logotipo con guiños gráficos a la estética nazi.

La viñetas se exponen en la galería Soureh de Teherán.

 

 

El primer premio en la categoría de viñeta ha sido para el trabajo del griego Michael Kontouris (izquierda) y en la de caricatura para el del iraní Hadi Asadi (derecha)

Galería de viñetas premiadas.

Los organizadores son los mismos que convocaron un controvertido concurso internacional de viñetas sobre el Holocausto judío a los que acusaron de negacionistas. El primero, impulsado por el dibujante iraní Massoud Shojai Tabatabai y convocado por el diario iraní Hamshahri, fue en 2006, como respuesta a las viñetas satíricas de Mahoma publicadas por el diario danés ‘Jyllands Posten’ y el segundo en 2016.

 

Dibujante investigado

El gobierno turco lleva ya tiempo meándose en la libertad de expresión. El dibujante turco Sefer Selvi está siendo investigado y el motivo es que una persona que vive en Kayseri presentó una denuncia en el Centro de Comunicaciones del Primer Ministro (BIMER) diciendo:

 “Las viñetas que se comparten en la cuenta @SeferSelvi_ me molestan”

Resulta que esta supuesta queja tan infantil puede provocar una investigación. Pagaría por conocer a los investigadores, lo que van a investigar y bajo qué criterios. Según el diario Evrensel, donde trabaja el dibujante, el autor de las viñetas defendió que sus dibujos se encuadran en la libertad de expresión, dentro de los límites de la crítica y que se trata de una cuenta falsa en Twitter que él no controla. De hecho, está etiquetada como “Cuenta parodia”.

El abogado del diario Evrensel, Mustafa Sogutlu, asegura que la actividad del dibujante está cubierta por la Ley de Prensa y añadió que se investigan viñetas de hace más de cuatro meses, tiempo máximo legal para este tipo de investigaciones.

Los artistas en Turquía, así como periodistas, activistas, docentes o cualquiera que se atreva a expresar opiniones críticas con el gobierno pueden terminar encarcelados.

El dibujante turco Melih Gürler que ya estaba encarcelado en la prisión de Samsun Bafra, recibió una nueva condena de 10 meses por  “ insultos al ministro de justicia, Bekir Bozdag” en una carta que escribió desde la cárcel al político kurdo Selahattin Demirtas del partido HPD.

Güler cumplía una condena de 1 año y 6 meses por “insultar al presidente Erdogan” en una carta que prendía enviar a una dirección de Ankara con el nombre de Abdül Müttalip.

Carta y dirección de Gürler en prisión

Sin olvidar al dibujante , que lleva nueve meses encarcelado, junto a sus compañeros del diario Cumhuriyet, acusado de “relación con grupo terrorista”.

 

Birmania, los dibujantes se autocensuran

Otro país en el punto de mira por el incremento del pisoteo a las libertades es Birmania.

Los casos de denuncias por difamación en internet se han disparado desde que el partido “Liga Nacional por la Democracia” llegó al poder en 2016 creciendo la preocupación por las frecuentes persecuciones a la libertad de expresión.

Todas las denuncias de difamación se han presentado apelando al artículo 66d de la Ley de Telecomunicaciones de 2013, una extensa y ambigua ley que permite procesar a cualquier ciudadano por “extorsión, coacción, difamación, molestar o amenazar a cualquier persona” a través de una red de telecomunicaciones. La ley contempla una pena máxima de tres años de prisión así como multas.

El 28 de junio, más de 60 organizaciones locales e internacionales firmaron una declaración conjunta instando al gobierno a derogar el artículo 66d que permite una interpretación peligrosamente flexible para criminalizar simples opiniones o parodias en internet.

Algunos dibujantes, en declaraciones para Myammar Now confiesan sentirse intimidados y que practican la autocensura bajo presión, también afirman que se han topado con la negativa de editores a publicar determinadas viñetas por temor a denuncias.

Uno de los casos más absurdos es el del poeta Maung Saungkha, que fue juzgado en Myanmar por escribir y publicar un poema en Facebook sobre un tatuaje del presidente del país en su pene, pasó seis meses en prisión.

*La viñeta que ilustra este texto es del dibujante birmano Maung Maung Aung (2012)

Relacionado:

humor-apuros
 

Comentar

Olvídate del spam, esto no es tablón de anuncios

Tu primer comentario quedará en moderación. Los siguientes hechos con el mismo correo se aprobarán automáticamente.

avatar
3000
wpDiscuz