Posverdad y Buloteca

         

La viñeta del 15/01/16 en CTXT

No importa el origen de los palabros posmodernos,  los abrazamos con un catetismo fervoroso. Y si tienen su origen en un anglicismo, hasta nos resultan más “cul”. “Fake news”, “post-truth” and the milk they gave him.

En este caso se seguirá diciendo que el invento de la posverdad aparece tras el inesperado, para algunos, resultado del Brexit o el de las elecciones de EEUU. No importará que se haya usado mucho antes en otros contextos, o en el mismo.

Y si además, alguien en algún país extranjero chuli declara que es la palabra internacional del año, lo celebraremos con alboroto y la repetiremos hasta que nos entre fatiga.

Los medios ya han publicado miles de columnas de opinión, titulares y cronicosas a cuenta del palabro diciéndonos que las mentiras las construye la opinión pública, el populacho y su sesgo.

Parte de verdad hay en eso, pero no es el todo de la cuestión.

Ahora los medios quieren decirnos que ellos no tienen nada que ver con las verdaderas mentiras ™, que no intervienen en el proceso de su difusión. Se arrogan en guardianes de la verdad y propietarios únicos de la franquicia homologada de la verdad de verdad.

 

Al hilo de este asunto, ayer me descubrieron una iniciativa interesante. Se trata de La Buloteca. Su creador es David Fernández @naroh

Es una extensión para el navegador Chrome (pronto extensiones para otros navegadores) que inserta en los tuits un mensaje de aviso de bulo. También puedes avisar de bulos desde su web.

Se presenta así:

La Buloteca nace en enero de 2017 como herramienta para intentar evitar la propagación de bulos y noticias falsas. Hay gente que los propaga por desconocimiento, otros lo hacen por mala fe. La Buloteca pretende luchar contra ese desconocimiento y dejar las malas intenciones a la luz.

Los reportes y los desmentidos se revisan de forma manual, para garantizar que proceden de fuentes de alta credibilidad. Se publican todos los reportes que resulten ciertos, sin atender a ideologías o a ningún tipo de agenda.

Aconsejan que se avise sólo de tweets cuyo autor tenga más de 1.000 seguidores o que cuenten con más de 100 retweets.

De funcionar, podría convertirse en otra buena base de datos consultable de mentiras y otras basurillas, así que recomiendo su uso.

Ayer envié unos cuantos avisos de bulo que se muestran así, si tienes instalada la extensión.

 

No es la primera iniciativa de este tipo, los últimos años han aparecido bastantes cuentas de Twitter y webs dedicadas a desmentir bulos, más o menos activas. Hace poco también empezó a operar @malditobulo







Post relacionados

Etiquetas:

Comentar