en Viñetas

Ben Garrison: “luché contra los trols durante muchos años y he perdido”

epic_fail_troll_dean

Viñeta de Ben Garrison para OHPI

Ben Garrison (59) (WebTwitter) es uno de los dibujantes americanos que levanta más pasiones y broncas entre los que defienden sus ideas y los que se dedican a meterle caña. Además, se dice que es el viñetista más troleado en internet.

Este dibujante de Lakeside, Montana, que se declara libertario, dibujó viñetas políticas para un par de periódicos al principio de su carrera. Sus primeras viñetas sobre política local y nacional se publicaron en el San Angelo Standard-Times. También publicó algunas en el San Antonio Express-News.

Después de un paréntesis de 20 años, tiempo en el que trabajó para el Seattle Post-Intelligencer como diseñador e infografista, en 2008 decidió volver a las viñetas como independiente.

Hace unos días día me crucé con este tuit en el que decía:

Nuestra web grrrgraphics.com está caída otra vez. Esta es la tercera vez. Hillary y sus agentes odian la libertad de expresión. Estamos trabajando en ello.

En su página de Facebook también relacionaba la suspensión de su web con la publicación de una viñeta sobre Hillary Clinton y añadía que cada vez que esto sucedía era tras publicar una viñeta crítica sobre Hillary.

Algunas webs empezaron a darle cierta importancia al asunto relacionándolo con la publicación de una viñeta sin cuestionarse si podía ser un asunto técnico, de exceso de tráfico como el autor terminó admitiendo, aunque sin perder la oportunidad de sugerir que: “parece como si alguien estuviera empeñado en silenciarnos“.

Aunque su página volvía a funcionar 12 horas después, muchas otras webs ya habían alimentado y dado por buena la teoría del autor de una supuesta censura en un intento de que no publicara esta viñeta.

Y es que Garrison no deja pasar ni una polémica. Y las alimenta bien. Sus razones tiene.

Aunque Garrison no se ha declarado abiertamente seguidor o defensor de Donald Trump u otro candidato, no puede esconder que soba el lomo de Trump sin reparos y  a menudo se posiciona la derecha de la derecha, eso que allí llaman (right-wing)

Troleando a Garrison

No resulta fácil concretar la fecha exacta en la que las viñetas de Garrison empezaron a ser modificadas.

Se cree que todo empezó con esta titulada “The March of Tyranny” que publicó en su antiguo blog el 22 de agosto de 2010. (Copia en Archivecaptura) Quizá por ser una de las que más circulaba. En ella se añadió la imagen del popular meme conocido como “Le Happy Merchant”.

pdf-mini+Info (The Antisemitic Meme of the JewPDF)

A la izq. la viñeta original, a la dcha. la manipulada.(Arrastrar para ver)

El 22 de mayo de 2011 el autor avisaba así de que sus viñetas estaban siendo  manipuladas.

Hay por ahí una entidad o cretino desconocido cambiando mis viñetas y añadiendo ofensivos estereotipos judíos que luego se extienden por internet. Mientras dejan MI firma en ellos.

Tengan la seguridad de que mi objetivo es la élite del sistema bancario internacional  y la Reserva Federal. NO los Judios . Pido disculpas a cualquier persona que se haya  sentido ofendida por las viñetas secuestradas. Por favor, ayúdenme a denunciar estos bichos  (creeps)  si los ve en blogs para exigir su retirada.

En contra de lo que se lee en la mayoría de sitios que cuentan esta historia, algunos aseguran que todo empezó en 4chon (creado el 1 de mayo de 2010, ya cerrado)  y no en 4chan, pero con el tiempo terminaron extendiéndose por 8chan, 4chan  foros, blogs y todo tipo de páginas.

Esto sí es una putada para cualquier autor. Y entiendo que intentara frenarlo. Al fin y al cabo era su firma la que seguía apareciendo en viñetas con mensajes que se interpretaban como antisemitas.  Garrison ha negado siempre tener ideas antisemitas y continúa insistiendo en ello.

disclaimer

Disclaimer en la página de Facebook de Garrison

Llegó un momento en el que había tantas imágenes manipuladas que aparecían en las búsquedas superando a veces a las originales.

Aquí una pequeña muestra.  A la izquierda las originales y las manipuladas a la derecha.(Pulse y arrastre para ver)

A la izquierda la original, a la derecha la manipulada

 

 

Pocas viñetas se salvan de ser modificadas.

 

“Zyklon Ben” Garrison

Además de manipular sus viñetas le pusieron varios motes, quizá el más usado es “Zyklon Ben” Garrison, pero la lista incluye muchos más.

También transformaron varias de sus fotos a las que se añadió simbología nazi, ya nadie podía detener las parodias.

garrison-nicknames-trol

Una de las fotos manipuladas  de Garrison

Garrison se enfadaba cada vez más y en 2014 amenazó con denunciar a 8chan si no retiraban las parodias basándose en la DMCA (Digital Millennium Copyright Act), pero lo despacharon argumentando que no necesitaban ninguna autorización para crititicar sus viñetas y que se trataba de “Fair use“.

Como nada más se supo, supongo que todo quedó en el aviso.

garri-correogarri-contestacion

Correo de Garrison a 8chan (izq) y contestación (dcha) Fuente

En su lucha, casi en solitario, para intentar impedir que el número de parodias creciera, además de denunciar páginas de Facebook y foros donde se difundían las viñetas manipuladas, acudió a The Online Hate Prevention Institute para dar más difusión a sus reclamaciones.

Finalmente, el autor decidió plantearse la gestión de los troleos de otra forma, según aseguró en esta entrevista del 14 de mayo de 2015,  y hasta participó en 8chan tomándose el suceso con humor. También escribió un libro sobre este asunto.

En una lista de miembros Ku Klux Klan

Los problemas no terminaron para Garrison, en 2015 su nombre apareció en una lista de miembros del Ku Klux Klan difundida por Anonymous en la Operación KKK y tuvo que negar su pertenencia al grupo xenófobo y supremacista blanco.

La lista fue puesta en duda, ya que algunas personas que aparecían en ella eran conocidos miembros que así lo habían declarado públicamente en internet y otras muchas eran señaladas por error.

Algunos medios y personas cuestionaron a Anonymous por no haber comprobado la supuesta relación con el KKK de las personas señaladas y terminaron recortando su lista.

Se relacionó la aparición de Garrison en esa lista de miembros del KKK con la viñeta “The March of Tyranny” manipulada y por las posteriores referencias falsas a su antisemitismo que se habían difundido en internet.

Garrison, pese a no llevar demasiado tiempo dibujando como independiente, sigue siendo uno de los autores más odiados y alabados. Aún no sé cuales son las proporciones de ambos bandos.

Una viñeta chunga

No son pocas las viñetas de Garrison que han provocado distintas reacciones de cabreo en  internet. Uno de los últimos episodios en los que Garrison fue señalado, entre otras cosas, como racista fue en mayo de 2016, por esta viñeta.

 

garrison-michelle-melania

Michelle Obama a la izquierda, a la derecha Melania Trump

 

Ser duro ejerciendo de crítico implacable no siempre es un indicio de genialidad, como muchos de los seguidores de Garrison defienden. En no pocas ocasiones, tras aquellos que alardean de ser “políticamente incorrectos” y  se obsesionan con la lucha contra los “buenistas” se esconden excusas para ataques gratuitos y bastantes patinazos.

Tengo bastante tolerancia al humor sea del color que sea. Asumo que está en el plano de la ficción y suelo seguir más a los críticos que a los complacientes, pero en este caso no encuentro la crítica política ni social por ningún sitio en esa viñeta. ¿Cuál era el mensaje?

Véase que hasta dibuja un bulto a modo de pene sugiriendo que Michelle parece un tío. Luego encontré que procede de una chufla sobre una foto. En 2014, Joan Rivers ya soltó que Michelle era transexual. En resumen, chismes y escombros de lo amarillo.

Garrison “defendió” esta viñeta diciendo que la había subido sólo para sus suscriptores (de pago) de Patreon  y con otros argumentos ambiguos sobre la sátira algo difíciles de entender si no se vive en la cabeza del autor.

Quizá haya algo del humor estadounidense que se me escapa, pero no veo más que un ataque chungo al físico a una mujer para alabar el de otra en un intento cateto de compararlos para conseguir una viñeta política.

Y es que es una imagen tan abierta que se pueden hacer más lecturas de la escena, entiendo también que algunos hayan podido interpretarla, además de racista, como sexista, misógina y hasta transfóbica.

Esa obsesión por descalificar y despreciar al rival político por su físico, atuendo, algún rasgo en concreto, opción sexual, o raza es una práctica muy extendida entre los “Trumpistas” más radicales (recuerdo una pareja popular en internet que lo practica) y es algo que en España también nos suena bastante. Clasismo macarra con sus pinceladas de machismo.

Aunque si hablamos de ataques por el aspecto, es posible que Trump sea el político más caricaturizado por su peinado, que no es más que un recurso gráfico para ridiculizar las frecuentes paridas que suelta y con las que tanto disfruta alborotando al personal.

Ben Garrison: “luché contra los trolls durante muchos años y he perdido”

Más allá de la opinión que me merezca el trabajo de Garrison, sus posiciones ante determinados asuntos (de los que seguro me encuentro en los antípodas de su opinión) o su visión sobre la política, lo cierto es que haciendo un ejercicio de empatía debe ser muy jodido encontrarse en su situación.

Llegados a un punto de continuo acoso y desprestigio, entiendo la mayoría de sus quejas, son legítimas. Creo que yo también intentaría algo para solucionarlo. Aunque soy incapaz de imaginar cuál sería mi reacción y estrategia.

Contacté con Garrison por email para pedir permiso para reproducir sus viñetas en esta entrada y además de aceptar que las usara me contó otro jaleo reciente al que añadió esta opinión:

“El troleo ha amainado, aunque recientemente ha habido una controversia que involucra a un profesor canadiense que publicó una imagen con un texto de odio antisemita en Facebook. En esa imagen añadió mi nombre y mi rostro.

Un troll pegó mi cara en la foto y, por supuesto,  también mi nombre . Me sorprende que los periodistas pasen por alto este tipo de injurias  sin ningún tipo de advertencia de que Ben Garrison no es antisemita.

Avisé de esto al Washington Post, The Atlantic Monthly y algunas publicaciones judías.

Luché contra los trolls durante muchos años y he perdido.

Ahora sí que ya no me importa si me llaman “racista” o “antisemita”, pero me sorprende la facilidad con que los medios de comunicación pasan de largo ante la difamación sin hacer periodismo básico.”

 

Enlace relacionado. Facebook explains flip flop jewish genocide post

Facebook-troll

Clic para ampliar

 

Otros enlaces consultados:

Allah Snackbar

The Internet’s Most Trolled Cartoonist (Cómic)

America is freaking out over a cartoon of Michelle Obama

Artist Stand Against Leftist Persecution Makes Him a Super Star

Relacionado, 76 casos en otros países.

humor-apuros
 

Píllate alguno de estos libros digitales y paga lo que quieras:

¿Quieres recibir los nuevos artículos del blog en tu correo cada día?

Comentar

Olvídate del spam, esto no es tablón de anuncios

Tu primer comentario quedará en moderación. Los siguientes hechos con el mismo correo se aprobarán automáticamente.

avatar
3000
wpDiscuz