en Viñetas

Recortan una exposición de viñetas de Vilma Vargas por “oposición al régimen”

vilma-vargas

Viñeta de Vilma Vargas como protesta por la censura de parte de su exposición

El título de la exposición ya anticipaba que algo podía salir mal:  “HUARMIcaturas por la libertad” y se inauguraba en la Casa de la Cultura Ecuatoriana – Núcleo del Azuay.

Esta historia es un clásico de las exposiciones, una artista prepara una muestra en una sala y los organizadores deciden unilateralmente reestructurar el contenido y separar el que colgarán del que no.

No por habitual es menos reseñable, pero en este caso merece detenerse en la contestación por parte de los responsables de la sala. Ya adelanto que se trata un verdadero canto al cinismo y la hipocresía.

Vilma Vargas seleccionó y envió todo el material que consideraba que debía formar parte de su exposición en la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”

La Casa de la Cultura decidió que ni los vídeos, ni las fichas, algunos textos y el catálogo debían incluirse y se los cepilló. Ante esto, la autora publicó en su blog todo el contenido que la organización había decidido no mostrar y expresó su malestar en Facebook:

Dejo sentada mi protesta ante la censura de la que fueron impuestos mis dibujos en la exposición ” HUARMIcaturas por la libertad”, al haber impedido la circulación del catálogo, el retiro de las cédulas de las obras expuestas, la prohibición de pasar los videos animados al público asistente y el cercenamiento al texto curatorial que sustenta mi propuesta artística.
Resulta paradójico que todas estas censuras hayan acontecido en el propio Día Mundial de la Libertad de Prensa, en una institución que debate a nivel nacional su autonomía y que atropella su propio discurso ante el mandatario de turno.
El dibujo con el que protesto no puede ser más alusivo con el hecho histórico de los Fusilamientos del 3 de mayo de Francisco de Goya, convertido hoy en alegoría para mi reclamo en un país en donde tratan de imponernos una única verdad.

Vilma también hizo pública su protesta el día de la inauguración.

En primera instancia culpan al comisario de la exposición y a detalles organizativos y de protocolo,  pero la respuesta final del presidente de la Casa de la Cultura,  Iván Petroff, contiene un repertorio muy jugoso  de incoherencias y una evidente y cutre declaración de intenciones.

La respuesta, de la que se extraen algunos párrafos, puede leerse íntegra aquí.

A Raíz de malas interpretaciones relacionadas con la muestra Huarmicaturas de Vilma Vargas.

La Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, Núcleo del Azuay y en su nombre el Presidente de la Institución, aclara a la ciudadanía en general que la muestra pictórica titulada “Huarmicaturas” de la artista riobambeña Vilma Vargas, que se exhibe en el Salón del Pueblo de la Institución, en ningún momento ha tenido censura alguna y que por esa misma razón se encuentra abierta al público en las salas del museo de arte colonial de El Carmelo.

Y empieza el festival, lo que era una exposición con algunas viñetas políticas termina siendo recortada por cuestiones políticas. Y lo admiten sin despeinarse tachando el contenido de panfletario.

… Luego de revisar este material pudimos evidenciar que el tema de la exposición fue distorsionado y politizado, en un catálogo, que no circuló pues no cumplía con el objetivo de ser una carta de presentación para la propuesta artística, por las mismas causas se procedió también al retiro de las cédulas que configuraban un pretexto para ahondar en el tema y unos vídeos que tenían la función clarísima de panfleto; consideramos que estos elementos tenían el único fin de que la exposición se convierta en una tribuna para la opinión y crítica política, desvirtuando así la misión y visión institucionales que como en el caso de la Casa de la Cultura Ecuatoriana es la de promover, apoyar y auspiciar las obras y los artistas sin ningún sesgo que implique el apoyo a bando o posición política de ninguna naturaleza. La cultura por esencia es pluralista, democrática y no sectaria.

Para más recochineo, el  censor se declara censurado.

El día miércoles 4 del mes que decurre, aprovechando la presentación de la muestra el Señor Curador nuevamente utilizó el espacio del Salón del Pueblo y a los invitados presentes para desarrollar todo un discurso politizado que no estaba en consonancia con el acto y que era una forma de censurar a la institución, acusándola de inquisitorial y otras opiniones que no vale la pena reproducir ante las cuales expresamos nuestro rechazo.

También deciden que, para hacer “oposición al régimen”, se vaya a freir espárragos a cualquier otro lugar.

Hay espacios adecuados para hacer política de oposición al régimen. No creemos que sea la Casa de la Cultura la que deba ser como Institución de tanta trayectoria de apertura a las diferentes propuestas estéticas, la que ahora deba convertirse en tarima para cualquier acción política, venga de donde viniere.

No es la libertad de expresión la que se ha censurado, afirman, y aprovechan para culpar a la autora de un acto malicioso con ánimo de polemizar.

La actual administración está totalmente convencida de que la Institución obró de manera coherente a nuestros principios éticos, no es la libertad de expresión la que se ha censurado, de ninguna manera, se ha reaccionado frente a la clara intención de causar polémica y reacciones exageradas, innecesarias y maliciosas.

Y siguen culpando a la autora de querer montar un escándalo por promoción

Para terminar, con el mejor de los ánimos, sabemos que la etiqueta de obra prohibida es un recurso de promoción que quiere usarse, y que seguro hará que se conozca la misma, no era necesario el ficticio escándalo: la obra puede y debe defenderse por sí sola, su calidad artística es la que hizo que tenga cabida en un espacio tan importante para la ciudad.

Si alguna vez recibiera una contestación así por parte de cualquier institución que decide sin discusión, lo que se puede y no se puede exponer en función del posicionamiento político, independientemente del color, estoy seguro de que la respuesta sería cualquier cosa menos diplomática.

naricesDeclaraciones de la autora en una entrevista, y las del presidente de la Casa de la Cultura en otra (a partir del minuto 24:15) , por si desean compararlas.

Relacionado, 64 casos en otros países:

humor-apuros

Comentar

Olvídate del spam, esto no es tablón de anuncios

Tu primer comentario quedará en moderación. Los siguientes hechos con el mismo correo se aprobarán automáticamente.

avatar
3000
wpDiscuz