País Apatía




         

Sinde está orgullosa de su ley, Camps dice ser el político más honrado de la historia de España, Corbacho está convencido de que la reforma laboral ha sido un excelente trabajo en pos de grandes avances sociales y se podría seguir con la lista de chorradas dichas por lobotomizados de partido hasta mañana por la tarde.

Una vez coincidí con un político en un bar, por entonces se estrenaba como alcalde o estaba a punto de serlo, tras un protocolario intercambio de obviedades de ascensor terminó confesando que la profesión  de lo público exponía a las personas a una pérdida absoluta de perspectiva.

El alcalde, o alcaldable, en cuestión defendía que el político, en su rutina de gobernanza terminaba desconectando de lo que sucede en la calle, de lo cotidiano y viviendo en una ficción de guerras absurdas de colores y grupos.

Me pareció una reflexión coherente, humana, y escuchada en una reunión tan casual como informal aún más.

Pero apenas habían pasados unos meses y sucedió lo que suele pasar, no sólo perdió la perspectiva, es que ya parecía una mala copia de un cuadro de Picasso. Jamás volví a cruzarme con él ni en ese , ni en ningún otro bar.

Ya no quedan líderes naturales y lo que es peor, ya no somos capaces ni de reconocerlos en el caso de que existan.

Creo que vivimos una de las épocas más apáticas y aburridas de los últimos 50 años, de la noche a la mañana la mayoría parecemos pusilánimes despechados que despreciamos una huelga como el niño que rompe su juguete preferido porque no se lo compraron cuando lo pidió.

El trabajador habla con el lenguaje envenenado del empresario, creyéndose el potentado de su barrio, escondiendo sus miserias, esperando que vuelva la falsa bonanza de ayer mientras el patrono retoma el disurso cateto y victimista, mostrándose como dueño único de la creación de riqueza.

Y hay demasiados simplistas que sólo tienen como arma y argumento para la inacción su día de la “fiesta de la democracia”. Ese día meten un papel en una urna y se sientan a que se las den todas hasta la próxima fiesta. Esos a los que la “participación ciudadana” ya les suena a postura antisocial.

Me importa un pijo lo que dure la crisis, sólo espero que la gente recupere pronto la sangre que la desilusión le ha ido chupando.







Post relacionados

10 Comments

  1. ikki 29 septiembre 2010
  2. JRMora 23 septiembre 2010
  3. Basilio Pozo-Durán 23 septiembre 2010
  4. --98342-- 23 septiembre 2010
  5. basiliopozoduran 23 septiembre 2010
  6. Jomra 22 septiembre 2010
  7. Telesforo 21 septiembre 2010
  8. miriam 20 septiembre 2010
  9. rcalber 20 septiembre 2010
  10. escuraninxols 20 septiembre 2010
  11. Pingback: País Apatía 20 septiembre 2010
  12. robespain 20 septiembre 2010
  13. anon 20 septiembre 2010
  14. caguenross 20 septiembre 2010
  15. Angel Cabrera 20 septiembre 2010

Comentar

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.