Moroso, pague usted



«Hoy puede ser un día maravilloso, seguro que viene un gilipollas y te lo jode»

Este dicho popular suele cumplirse, aunque tengo más de una buena noticia que he guardado en la recámara hoy me he llevado otro chasco.

Ayer se manifestaban apenas un millar de los más de un millón de autónomos españoles de los cuales se dice que son también mil los que se van  al paro cada día, es decir a la mierda, porque aún no hay posibilidad de recibir prestación alguna ni siendo autónomo dependiente.

Los autónomos somos los eternos olvidados sin armas de defensa, los pagadores perpétuos y para colmo los pacientes sufridores de una legión de morosos profesionales que campan a sus anchas por el territorio.

El desembarco de los negocios 2.0 construidos de cartón piedra, humo y papelillos de fumar sumado a la nueva excusa de cabecera,  la crisis,  ha hecho que la jeta de estos fantasmas se haya endurecido notablemente.

Y como darle vueltas a estas cosas no sirve de nada lo diré en crudo.

Hoy he iniciado trámites para ponerle una bonita etiqueta pública de moroso a una empresa que ha decidido pagar por mi trabajo como le de la gana, cuando le de la gana, sin preguntar, sin negociar y demostrando altanería y desprecio por las personas y su trabajo.

Se trata de lo de siempre, el viejo truco gastado de retrasar todos los pagos con excusas meridianas.

La cosa suele empezar con pagar a mes vencido y comunicarte que su empresa paga a partir del día 3, con esto ya disponen de 35 o 40 días para retrasarlo.

Al poco las excusas para el retraso suelen empezar a volverse cada vez más absurdas, facturas que se pierden abducidas por fuerzas desconocidas que elevan el retraso a los 50 o 60 días. Simplemente las dejan dormir premeditadamente.

La reclamación oral de la deuda sólo empeorará las cosas y engordará el retraso con nuevas excusas aún más ridículas como «el Sr mengano está de viaje por Swazilandia y es el que lleva el tema de los bancos», el pago puede coleccionar sin problemas los 70 días de demora.

El siguiente paso para llegar a los 90 días de retraso del pago deseado por la empresa morosa se consiguen no contestando correos o llamadas, en ocasiones llegando a dejar de consumir el producto o servicio prestado por el profesional autónomo con el que venían trabajando sin mediar palabra del motivo.

Algunos empresarios enterados creen tener los poderes del hombre invisible ante las deudas, en el caso de saberse descubiertos siempre podrán recurrir al socorrido y cachondo «no nos consta»

Y ésta no es una práctica sólo de las administraciones públicas.

Pretender pagar  a 90 días, si te descuidas a 120,  por imposición, sin haberlo pactado y sin aviso previo  es simplemente ser un pirata.

El exceso de confianza, la ausencia de un contrato que fije los plazos para el pago unido a la costumbre de algunas empresas de imponer normas dándoles entidad de leyes para idiotas hace que acaben haciéndote perder la paciencia.

Agotadas todas las vías amistosas y para ponerle la guinda al pastel,  ante una reclamación formal y seria de la deuda, la empresa morosa se sentirá ofendida y extorsionada y créanme que me trae sin cuidado. Siempre he intentado ser una persona honrada y abierta a negociaciones pero ante el chanchullo descarado no caben sentimientos.

El primer paso es incluir la deuda de esta empresa en la base de datos de morosos de medeben.es, como es probable que esta empresa  acabe leyendo este texto le hago saber que tampoco tendré reparo alguno en dejar los datos y detalles de la deuda aquí mismo para que otros compañeros tengan conocimiento de sus «costumbres comerciales»

Y para que su floreciente y exitoso negocio en internet no se vea salpicado de la exposición pública de mi indignación profesional,  nunca personal, simplemente:

Pague usted.



Artículos relacionados

Tags:

9 Commentarios

  1. Pareja 5 julio 2009
  2. Jéssica 28 marzo 2009
  3. ozutto 28 marzo 2009
  4. Jaio la espía 28 marzo 2009
  5. Necronomicón.net 28 marzo 2009
  6. sissi 28 marzo 2009
  7. Iván Lasso 27 marzo 2009
  8. ballener0 27 marzo 2009

¿Algo que decir?