El “verteledero”

milapiz

200309-marta

No veo el momento de poder tirar el televisor al verteledero. El mío es un dilema muy jodido. En casa la mitad de los integrantes de la familia quieren verla.

Finalmente acabo recluído, más bien exiliado,  en otras habitaciones. Entre papelotes y plastidecores. Engañando al cerebro con unos cascos para poder escuchar cualquier podcast que no hable de cacharritos o escuchando alguna sonido que parezca música. Es inevitable, en muchas ocasiones me acaban llegando los ecos de los eructos a los que los del verteledero llaman programas, a algunos hasta tienen el descaro de denominarlos informativos.

¿Y quién soy yo para negarles su voluntad de asistir a todos los peores teatrillos audiovisuales?  ¿Cómo voy a negarles su derecho a saber de las mierdosas investigaciones de María del Monte y de otros conductores de otros programas castrojos sobre la búsqueda de Marta del Castillo en Canal Sur? (la televisión de todos los andaluces del planeta Marte)

La última ha sido contactar con dos reputados forenses. Personas muy puestas en la fauna que hace acto de presencia durante las distintas fases de descomposición de los cuerpos muertos. Esos cadáveres que aparecen  abandonados en los vertelederos para servir un anticipo público con  los detalles del tan esperado chou de la sangre.

El adelanto del gusano, mezquindades exclusivas.

Canal Sur es una gran maruja con rulos amarillos de la tienda del “todo a cero coma algo”. Una merdellona con delantal de manchas de aceite regastado, tripas de plástico, zambomba  y locuciones a voces.

Lo mal huelen los vertelederos cuando sube la temperatura de la basura…







Post relacionados

4 Comentarios

  1. embolic 25 marzo 2009
  2. Necronomicón.net 21 marzo 2009
  3. ojovirtual 21 marzo 2009
  4. Iñaki 21 marzo 2009

Comentar