Nota de ámbito privado

         

Traducción  por Mariposa:
‘-Ich habe dieselben Rechte wie keiner von euch.’

En todas las entrevistas de la gira que se ha pegado Pilar Urbano dándole al bombo con su librito sobre la reina me ha convencido de su petardismo mostrando una torpe defensa de las cositas de Sofía.

A la Urbano el petardismo se le huele a la legua, está rebotada (de toda la vida) con el colectivo gay por pedirle a Sofía una disculpa que ha llegado rápido pero planteada en forma de comunicado de “Si, pero no”

La Urbano también se ha cabreado con las izquierdas por alborotarse y de regalo  con la casa real y su gabinete de prensa de ciencia ficción por haberla dejado con las patas colgando. Aún así, se encuentra encantada de conocerse y dispuesta a jugar a las casitas con la reina y demostrar en todo momento que es una vasalla leal y sumisa.

El comunicado de la casa real  “desmintiendo” las polémicas declaraciones de la yayita Sofía no ha sido más que otro intento fallido de colarnos una monarquía socializada, mil veces campechana, cercana y humana que sólo lo es en la imaginación de los ultraconservadores escondidos bajo la piel de juancarlistas.

Lo que me sorprende es descubrir tanto sorprendido.

La ciudadana Sofía tiene su verdad particular y sus razones para argumentarla, la libertad para expresarlas y un palacio para guardarlas, el problema será del ingenuo que crea ver en sus opiniones ordenes reales sobre carrozas con Barbies coronadas.

Que la señora de Grecia es libre de opinar lo que le venga en gana ya ha quedado claro, distinto será que crea, ni tan siquiera sugiera, que hay que tomarlas como doctrina.

Estos reyes impuestos que pinchan pero no cortan son el último símbolo populero de la desigualdad social, son muchos años dándole manos de pintura al chiringuito real, legado vivo del muerto que los puso donde están.

Léase todo lo aquí escrito como afirmaciones hechas en la más estricta intimidad de este sitio, en el ámbito privado de la reunión de amigos de confianza que es este blog.

Algunas opiniones +

Al final sabía hablar

En defensa de la ciudadana Sofía de Glucksburgo

Marujerío real







Post relacionados

7 Comentarios

  1. olgah 2 noviembre 2008
  2. Amkiel 2 noviembre 2008
  3. BertaRoberta 1 noviembre 2008
  4. Kialaya 1 noviembre 2008
  5. Jesus G.L 1 noviembre 2008
  6. iván 1 noviembre 2008
  7. xab 1 noviembre 2008

Comentar