en Noticias

Diez cuentos mal contados

diez cuentos

No se escribir, por eso respeto y admiro a todo aquel que sabe hacerlo. Cuando se lee a alguien como Miguel Baquero es como mirar a alguien tocando el piano. Parece un truco maravilloso.

Cuando tuve que acometer la empresa de ilustrar la cubierta de su próximo libro, que se paseará por estanterias en marzo, empecé a espulgar entre textos a la búsqueda de sus letras.

Acabé releyendo sin descanso uno de sus relatos convenciéndome que cualquier dibujo no haría justicia a su trabajo, pero enseguida supe que el humor haría que el encuentro fuera posible ya que Miguel tiene y mucho.

Cuando salga pienso comprar dos, uno para guardar en un lugar secreto para que sea encontrado por los reconstructores del mundo y otro para manosear cuando necesite lecturas divertidas, con vericuetos imaginarios, risueños y mundos no tan imposibles.

Tanto a José como a Miguel les tendré siempre un gracias pendiente.

Deja un comentario

Comentar

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No insistas con el spam. Esto es un blog. No es un tablón de anuncios. El primer comentario nuevo siempre quedará en moderación. Una vez aprobado, el resto de comentarios hechos con el mismo correo se publicarán automáticamente.

  • Contenido relacionado por Etiqueta